Tirosina, aumenta la agilidad mental, la concentración y la claridad mental

Índice

    1. Propiedades de la L-tirosina
    2. Información general sobre los aminoácidos
    3. Los aminoácidos, básicos en la formación del organismo
    4. Aminoácidos: esenciales y no esenciales
      1. Los aminoácidos esenciales son:
      2. Entre los aminoácidos no esenciales se incluyen:
    5. Aportación de los aminoácidos
    6. Los aminoácidos y la producción de proteínas
    7. L-Tirosina, cómo se genera y su aportación al organismo
    8. El papel esencial de la L-Tirosina
      1. 1. Dopamina
      2. 2. Adrenalina y noradrenalina
      3. 3. Hormonas tiroideas
    9. Productos de L-tirosina
    10. Efectos generales y secundarios de la tirosina
    11. Efectos positivos de la L-Tirosina en deportistas y atletas
Tirosina y la agilidad mental

Entre todos los aminoácidos que actúan sobre el cerebro, la tirosina es la sustancia que más influye en su funcionamiento y en el rendimiento intelectual. Los estudios clínicos han constatado que la L-tirosina ayuda a la concentración, aún en las condiciones más extremas, consiguiendo que el cuerpo se mantenga despierto y alerta.

Los aminoácidos desempeñan un papel esencial en nuestro organismo y su función se caracteriza por un alto grado de complejidad en los procesos bioquímicos en los que intervienen.

La interacción entre diversas sustancias tiene que estar perfectamente coordinada para que los procesos bioquímicos se realicen correctamente y sin ningún problema.

Es aquí donde la L-tirosina ocupa un papel crucial, ya que este aminoácido es decisivo para regular el estado de ánimo de la persona. La L-tirosina, mediante la liberación de determinas hormonas, influye en la motivación, la vitalidad y la sensación de bienestar general.

Propiedades de la L-tirosina

A diferencia de otros suplementos dietéticso, la L-tirosina no actúa sobre las células de los músculos y los tejidos directamente.

El efecto de la L-tirosina es indirecto y, por ello, resulta mucho más eficaz para lograr un estado de ánimo positivo, aumentando la motivación y la energía.

Tomar tirosina cuando se está realizando un entrenamiento físico influye en la obtención de mejores resultados, ya que la persona está más motivada y tiene más energía para cumplir los objetivos que se ha marcado. Éstas son las propiedades de este aminoácido esencial.

  • La L-Tirosina favorece a todo el organismo y ayuda a la mente a mantener la concentración y la fuerza necesaria para alcanzar los objetivos marcados.
L-TIROSINA EN POLVO - 150g
L-TIROSINA EN POLVO - 150g
 

En situaciones de la vida normal los efectos de este aminoácido son totalmente tangibles y poderosos, pero sus propiedades aumentan, todavía más, en el entrenamiento físico intensivo y ante las situaciones difíciles de la vida.

La ingesta de L-tirosina es muy eficaz especialmente en situaciones de estrés, para mitigar los estados de ansiedad y los cambios de humor.

Con el aporte de tirosina, la mente se despeja de pensamientos pesimistas y puede concentrarse en sus objetivos reales. También es muy eficaz en el entrenamiento físico, permitiendo la concentración en las metas marcadas, aún cuando las condiciones exteriores no sean óptimas.

Además, la L-tirosina, ha demostrado su eficacia a lo largo de los años y, tomada en las dosis recomendada, carece de efectos secundarios, por lo que presenta muchas ventajas frente a otros productos disponibles en el mercado.

Aunque la tirosina no interviene directamente en el crecimiento de la masa muscular, sí consigue motivar positivamente a quienes practican musculación y otros ejercicios físicos, ayudando a se consigan los objetivos y se superen las marcas. La ingesta de tirosina, como suplemento dietético, también es muy valorada entre los atletas que rechazan las sustancias que fomentan directamente el crecimiento muscular.

Para entender cómo funciona la tirosina en el organismo es necesario tener una visión general de la naturaleza y las propiedades de los aminoácidos.

Información general sobre los aminoácidos

Los aminoácidos son compuestos orgánicos en cuya estructura química interviene un grupo de carboxilo y un grupo de amino.

El término aminoácido se usa comúnmente de forma simplista. Los aminoácidos más frecuentes tienen como función principal la producción endógena de las proteínas.

Hasta el momento se conocen 23 aminoácidos proteinógenos. Otros 250 aminoácidos se encargan de otras funciones biológicas, esenciales para el cuerpo.

Los aminoácidos, básicos en la formación del organismo

El cuerpo se regenera totalmente aproximadamente cada dos años. Los aminoácidos, que forman las proteínas, son la materia prima o bloques unitarios que proporcionan funcionalidad plástica para la regeneración de tejidos, como los de la piel, los músculos, los huesos, la articulaciones, la sangre, el pelo y las uñas.

Las proteínas también desempeñan un papel clave e irreemplazable en el sistema inmunitario, produciendo las enzimas y las hormonas que el cuerpo necesita.

La generación de las proteínas depende de los aminoácidos, que son los responsables tanto de la salud física como del rendimiento intelectual, y del buen estado a todos los niveles de las personas.

La interacción de los aminoácidos y la edad biológica son los factores más importantes en la construcción del músculo. En este aspecto los aminoácidos se consideran como la estructura de construcción de la vida.

Aminoácidos: esenciales y no esenciales

La diferencia entre ambos aminoácidos radica en el hecho de que puedan ser fabricados por el propio organismo o deban de ser incorporados al cuerpo a través de la alimentación.

  • Los aminoácidos no esenciales se generan por el organismo
  • Los aminoácidos esenciales se adquieren a través de los alimentos que ingerimos.

Existe un tercer grupo, llamado aminoácidos semi-esenciales que, en principio sí pueden producirse por el organismo aunque para ello necesitan ciertos componentes de las proteínas.

Otra característica de los aminoácidos semi-esenciales es que también dependen de otros datos individuales, como la edad y del estado saludable de cada persona.

Los aminoácidos esenciales son:

  • Isoleucina, leucina, lisina
  • Metionina, fenilalanina, treonina
  • Triptófano y valina

Entre los aminoácidos no esenciales se incluyen:

  • Alanina
  • Aspartato, ácido aspártico
  • Glutamina, ácido glutámico
  • Glicina, prolina y serina

La Arginina y la histidina son los llamados aminoácidos semi-esenciales. Mientras que la cisteína y la tirosina, no son esenciales, aunque durante ciertas etapas, como en la infancia y épocas de crecimiento, pueden tener mayor importancia.

L-TIROSINA EN POLVO - 150g
L-TIROSINA EN POLVO - 150g
 

Aportación de los aminoácidos

El cuerpo de una persona adulta puede llegar a almacenar alrededor de 100 gramos de aminoácidos que quedan depositados hasta ser transportados de forma selectiva al lugar que el organismo necesita para la producción de proteínas.

Cuando el cuerpo no tiene el suficiente aporte de aminoácidos, la primera reacción es la de la degradación muscular activa. Las células, en este caso, se utilizan para obtener los aminoácidos que faltan.

Los aminoácidos y la producción de proteínas

La fabricación de las proteínas puras se produce en los ribosomas, los elementos más pequeños de las células.

Dentro del ADN de estas células está la información para generar y conservar las proteínas, en especial todo lo referente a los aminoácidos, así como en qué orden y en qué cantidad deben ordenarse para producir la proteína específica que el organismo necesita en cada caso.

L-Tirosina, cómo se genera y su aportación al organismo

La tirosina es un aminoácido no esencial que puede ser producido por el cuerpo, pero para ello necesita previamente la fenilalanina, un aminoácido esencial que debe ser aportado a través de la alimentación.

Si el cuerpo carece de fenilalanina ya no puede producir tirosina. La necesidad de tirosina aumenta especialmente cuando las personas tienen una sobrecarga de trabajo o han de enfrentarse a problemas imprevistos.

En general la necesidad de tirosina se produce ante situaciones de estrés o cuando las personas experimentan problemas emocionales o psicológicos.

El papel esencial de la L-Tirosina

La tirosina ocupa un papel esencial entre todos los aminoácidos debido a los procesos biológicos en los que interviene:

  • Principalmente, la tirosina juega un papel vital sobre la dopamina, la epinefrina, la norepinefrina y la triyodotironina.

La tirosina actúa como neurotransmisor de la dopamina, la epinefrina, la norepinefrina y la triyodotironina.

1. Dopamina

La dopamina tiene una función puramente biológica, controlando la circulación sobre los órganos e interviniendo en el funcionamiento del riñón y otra serie de procesos orgánicos.

Además de su función biológica, la dopamina es conocida a nivel popular como la hormona de la felicidad y se libera especialmente cuando la persona está feliz.

Este estado, que también se llama de frenesí creativo, se produce cuando una persona que está realizando una tarea tiene la sensación de que puede ejecutarla correctamente, teniendo ante sus ojos los objetivos claros y la esperanza de una plena satisfacción sobre el resultado obtenido.

Cuando esto se produce el ritmo cardíaco se sincroniza con la respiración y la presión arterial y la persona pierde el sentido del tiempo, centrándose en su actividad de forma instintiva.

La importancia básica de la dopamina se hace más evidente si examinamos las consecuencias de su deficiencia en el organismo, que pueden llevar a la persona a sufrir una enfermedad, o a padecer esquizofrenia o Parkinson.

La dopamina no puede producirse sin la intervención de la tirosina.

2. Adrenalina y noradrenalina

Las adrenalina y la noradrenalina (epinefrina y norepinefrina) son las hormonas que controlan el estrés y la energía del organismo, ambas están estrechamente relacionadas.

La adrenalina asegura que en el metabolismo de los carbohidratos haya suficiente energía disponible para el cuerpo, y controla la grasa adicional del tejido adiposo, el glucógeno en el hígado y el funcionamiento del corazón. Además, también estimula el flujo sanguíneo que llega al cerebro. Por otra parte, la norepinefrina actúa como neurotransmisor en el sistema nervioso simpático.

L-TIROSINA EN POLVO - 150g
L-TIROSINA EN POLVO - 150g
 

La norepinefrina también aumenta el proceso oxidativo y, por lo tanto, genera las condiciones físicas necesarias para que se produzca un aumento de la motivación.

Ambas hormonas se liberan ante situaciones de ansiedad, temor, estrés o en circunstancias asociadas a un esfuerzo extraordinario, proporcionando el suministro necesario que el organismo necesita en cada caso de tirosina.

3. Hormonas tiroideas

En general las hormonas tiroideas contribuyen a que el organismo tenga un balance energético equilibrado. Su producción está estrechamente adaptada a las necesidades concretas de cada individuo.

Los dos hormonas tiroideas, triyodotironina y tiroxina, son necesarias para la preparación de la tirosina en el control de las proteínas, carbohidratos y grasas del metabolismo, y también son las responsables del crecimiento y del desarrollo de las personas.

Además también regulan la frecuencia cardíaca, la temperatura corporal y los niveles de agua en el organismo.

Estas funciones, tan esenciales y variadas del cuerpo humano, dependen en última instancia de que el cuerpo tenga la suficiente aportación de tirosina.

La característica especial de los aminoácidos en relación a su clasificación, como sustancias esenciales y no esenciales, muestra que, dependiendo de la situación, el esfuerzo, las condiciones de cada individuo y, en particular, el suministro de fenilalanina, es muy importante para su correcto funcionamiento una ingesta adicional de tirosina, como suplemento dietético.

En condiciones particulares de estrés, por motivos profesionales o personales, o cuando seguimos un entrenamiento físico intensivo, los suplementos dietéticos de tirosina o de su precursor, L-tirosina, aumentan considerablemente el rendimiento, la atención, la concentración y la motivación personal.

Productos de L-tirosina

La aportación adicional de L-tirosina puede realizarse mediante un suplemento dietético.

Existen razones importantes para tomar este suplemento, tanto por una deficiencia general en el organismo de este aminoácido tan importante, como por una escasez temporal, o como complemento en una dieta especial en el caso de los deportistas y atletas.

La aportación de la L-tisosina es especialmente importante cuando los deportistas están realizando un entrenamiento intensivo o se están preparando para una competición, ya que ayuda a mantener la atención en el entrenamiento a la vez que aumenta la motivación en los objetivos marcados y la perseverancia del atleta para conseguirlos.

Ya hemos explicado las propiedades generales de la tirosina, por lo que no cabe duda del papel básico que desempeña para el organismo.

La dosis diaria recomendada de L-tirosina, como parte integrante de una aportación equilibrada, depende de cada persona, aunque, a nivel general, se recomienda tomar entre 0,2 y 6,0 gramos por día, en forma de cápsulas, tabletas o polvo de L-tirosina.

El formato se distingue solo en cuanto a la sencillez o comodidad para el usuario, ya que el efecto es el mismo en todos los casos.

El suplemento debe tomarse acompañado de bastante agua o zumo.

No se recomienda tomar los suplementos de tirosina con bebidas ricas en proteínas.

Efectos generales y secundarios de la tirosina

Los productos que aportan una cantidad adicional de L-tirosina al organismo tienen como efecto principal un aumento en la producción de la dopamina, la melatonina, la epinefrina, la norepinefrina y la beta-endorfina.

Este aumento afecta a diversas zonas del cuerpo y el cerebro, y se manifiesta principalmente en un aumento de la concentración, el entusiasmo, la vitalidad, la creatividad y un buen estado de ánimo en general.

Este aminoácido aumenta la producción de la serotonina, por este motivo la L-tirosina se utiliza en el tratamiento de la depresión y la ansiedad, así como en algunas enfermedades del corazón, y para tratar la tensión muscular crónica, el insomnio y los dolores de cabeza o migraña.

La tirosina favorece un sueño reparador y ayuda a controlar el apetito, previniendo especialmente los antojos por ingerir alimentos ricos en carbohidratos o dulces. En definitiva, la tirosina ayuda a tener mayor claridad mental, aumenta la concentración, la capacidad de aprendizaje y la memoria.

A pesar de todas estas propiedades, los suplementos de L-tirosina carecen de efectos secundarios cuando se toman en la dosis recomendada.

Solo las personas que padecen ciertas enfermedades, como el trastorno metabólico de fenilcetonuria (que no pueden fabricar fenilalanina tomando el aminoácido) deben evitar tomar los suplementos de L-tirosina.

También hay que tener en cuenta que muchos productos a base de proteínas están enriquecidos con aminoácidos. En este caso, hay que comprobar la composición de cada producto y la cantidad de tirosina que llevan, para calcular correctamente la dosis de tirosina que debemos tomar.

Si tienes dudas sobre la cantidad total que debes tomar o sobre tu nivel de tolerancia, es preferible que consultes con tu médico para que te aclare la dosis óptima que debe domar en tu caso.

Efectos positivos de la L-Tirosina en deportistas y atletas

Siempre que se lleve a cabo una aportación adicional de tirosina en la dosis recomendada, este aminoácido es un complemento muy útil dentro de la dieta de los deportistas, y sus efectos positivos son claramente perceptibles obsevándose un aumento en el rendimiento y en los objetivos alcanzados.

L-TIROSINA EN POLVO - 150g
L-TIROSINA EN POLVO - 150g
 

En las fases de entrenamiento intensivo la tirosina garantiza que la motivación no se reduzca, y que el entrenamiento siga, aún en condiciones elevadas de estrés.

El efecto positivo de la tirosina consiste en el aumento de los niveles de serotonina, lo cual tiene un impacto positivo sobre el organismo y el estado físico general de los deportistas, produciendo el funcionamiento óptimo del sistema cardiovascular, el sistema gastrointestinal y el sistema nervioso central. No en vano, la serotonina es conocida como la hormona de la felicidad.

La tirosina proporciona una mirada clara en los objetivos del entrenamiento, y ayuda a que el deportista no se deje vencer por las dudas ni los pensamientos pesimistas. Además, también garantiza un sueño profundo y reparador que ayuda a afrontar el nuevo día con mayor energía. El deportistas gana en su estado de salud general, lo que le ayuda a alcanzar los objetivos establecidos con plena confianza.

La tirosina no actúa directamente en la formación del músculo, pero garantiza que durante el entrenamiento el deportista se mantenga concentrado y cómodo. Por lo tanto, le ayuda a aumentar su rendimiento, a alcanzar los objetivos marcados y a mantener siempre una motivación positiva.

Si te interesa saber más...

Se trata de uno de los 20 aminoácidos que forman las proteínas. Se clasifica como un aminoácido no esencial ya que el cuerpo puede producir tirosina por sí mismo, auqnue necesita combinarse con la fenilalanina para ello. Leer más

Suscríbete al newsletter y consigue un 15% Dto en tu primera compra.
x