Cómo recuperarte de una resaca

Cómo recuperarte de una resaca

¿Una noche larga? El alcohol, los amigos y la fiesta… Por mucho que te esfuerces, no eres capaz de relacionar correctamente lo ocurrido la noche anterior. Todo te da vueltas y te supone un esfuerzo superior realizar cualquier movimiento. Amigo, la resaca nunca fue algo agradable.

¿Qué es la resaca?

Posiblemente, estás buscando una explicación científica un poco más elaborada que te explique porqué te sientes así. La resaca son una serie de síntomas que están directamente relacionados con el consumo excesivo del alcohol. Los signos más reconocibles con el dolor de cabeza, los mareos, el estado somnoliento, sentirse confundido, tener sed y, en los casos más graves, el vómito. Además, en muchos casos, la resaca también puede provocar ansiedad al que la sufre, depresión y -según lo que hiciste la noche anterior- arrepentimiento.

Por si te lo estabas preguntando, no. No es posible precisar qué cantidad de alcohol puedes beber para evitar la resaca. Lo siento mucho. Tendrás que conformarte con el autocontrol personal y tu propio conocimiento físico. En la mayoría de los casos, la cantidad máxima de alcohol que puedes beber para evitar la resaca depende de la complexión física de la persona, de la calidad del alcohol ingerido y de cuántas horas de reposo haya disfrutado. Aunque, tranquilo. En la mayoría de los casos la resaca desaparece 24 horas después de la ingesta de bebida.

¿Cómo afecta el alcohol a mi cuerpo?

Deshidratación

Una de las cualidades del alcohol es que es muy diurético. Esto quiere decir que el alcohol hace que el cuerpo rechace más rápidamente los líquidos provocando que aumente la necesidad de orinar. De hecho, el alcohol hace que la producción de orina aumente en un 10 mg por gramo de alcohol ingerido. Esto es muy peligroso para el cuerpo ya que puede desembocar en deshidratación y éstan provoca mareos, malestar general y dolor en los riñones.

Respuesta del sistema inmunitario

Cuando bebes alcohol en exceso tu sistema inmunitario provoca una reacción inflamatoria. Esto quiere decir que notarás dolor de cabeza e hinchazón intestinal. El estómago, por su parte, reacciona segregando ácidos gástricos que tienen como objetivo eliminar el alcohol. Esto deriva en náuseas, vómitos y dolor de estómago. Además, el alcohol contiene un componente químico que se llama etanol y que, si se consume en exceso produce erosiones gástricas.

Bajada de azúcar

En algunos casos, el exceso de alcohol puede provocar una caída en los niveles de azúcar en sangre. Cuando bebemos, el cuerpo redistribuye el flujo sanguíneo al páncreas lo que provoca una bajada de azúcar. La reacción inmediata del cuerpo pueden ser desmayos y bajadas de tensión

Mitos y verdades para combatir la resaca

Mitos

1. Hacer ejercicio

Sudar no te ayuda a depurar el alcohol cuando tienes resaca. Siento desmontarte mito. Sencillamente porque el alcohol se metaboliza muy rápido y para cuando ya has empezado a sudar, el gintonic ya estará buceando por todo tu cuerpo. Aunque, lo que es innegable es que el deporte puede ser una buena terapia para combatir la ansiedad y el malestar. Haciendo ejercicio físico liberas una serie de hormonas como la endorfina, la norepinefrina y, en la mayoría de las ocasiones, adrenalina. Estos son componentes físicos naturales que te ayudan a aumentar los niveles de bienestar de manera natural.

hacer-ejercicio

2. El paracetamol ayuda

Existe un mito infundado que asegura que tomar un ibuprofenos o un paracetamol antes de meterse en la cama es la mejor manera para combatir la resaca. Lo cierto es que tomar medicación puede empeorar la situación. Aunque se tratan de antiinflamatorios que ayudan a minimizar el dolor de cabeza y malestar físico provocados por la reacción inflamatoria del cuerpo, tomar aspirinas como remedio habitual puede llegar a ser muy peligroso. Existe la posibilidad de que el medicamento acabe siendo procesado por el hígado y aumente así la sensación de dolor y malestar.

Verdades

1. Duerme más

Si el día después de la fiesta es sábado o domingo, estás de suerte. El problema lo tendrás si la resaca te pilla entre semana y, al día siguiente no vas a poder ignorar al despertador a las 7 de la mañana. Por cada hora de sueño, tu cuerpo es capaz de metabolizar una bebida. Así que, sólo te hace falta hacer las cuentas para saber a qué hora te tienes que levantar para estar fresco como una rosa.

2. Acuérdate de beber agua

Como ya hemos explicado, uno de los principales causantes de la resaca es la deshidratación. Por lo que tomar medidas para controlar su aparición y minimizar su impacto son fundamentales para evitar malestar la mañana siguiente a la fiesta. Existe un truco infalible -a la par que escatológico- para averiguar cuándo tienes que dejar de beber: el color de la orina. El color de la orina revela el grado de deshidratación del cuerpo. cuanto más oscuro, más deshidratado. ¿Un consejo? Bebe un vaso de agua cada cada vez que te acabes la copa.

agua-contra-la-resaca

5 Recetas para combatir la resaca

Para cuando ya no puedas poner ningún remedio, existen recetas naturales que te ayudarán a combatir la resaca. Algunos zumos batidos y bebidas pueden ayudarte a restablecer los niveles de minerales de tu cuerpo y acelerar la rehidratación.

1. Zumo tropical anti resacas

Si sientes que no te apetece comer nada, este batido puede ser tu solución ideal. Pon en el minipimier, un vaso de agua de coco, medio vaso de zumo de manzana, un plátano, y dos kiwis. Si necesitan un plus de dulzor, añádele una cucharada de miel. Esto supondrá una increíble dosis de potasio y proteínas que te ayudarán a restablecer los niveles de tu cuerpo.

2. La solución rosa

Este batido de frutas te hará verlo todo de color de rosas. Sólo tienes que verter en el batidor una tacita de frutos del bosque (arándanos, moras o fresas silvestres), medio plátano, una cucharada de semillas de chía, medio yogur griego y media taza de agua de coco. Además de reponerte de la resaca, será una manera fantástica de empezar el desayuno.

3. Bebida isotónica casera

Las bebidas isotónicas son siempre una gran solución para la resaca. Te ayudan a recuperar minerales y a hidratarte mucho más rápido. Pero, como con casi todo, si puedes hacerlo en casa, la calidad será mayor. Añade un litro de agua al zumo de 4 limones. Pon dos cucharadas de azúcar, media cucharadita de sal y una pizca de bicarbonato sódico. Lo ideal es que vayas bebiendo a lo largo del día.

bebida-isotonica-casera

4. Remedio para antes de ir a dormir

Este combinado es ideal para beber antes de meterse en la cama. Eso sí, te recomendamos que lo hagas sólo si tienes el suficiente equilibrio como para manejar el batidor sin salir herido. Pon media taza de zumo de pomelo, media taza de miel y un puñado de hielo picado en el batidor. Eso ayudará a tu hígado a procesar todo el alcohol y tener una recuperación más suave y rápida.

5. Los mejores zumos contra la resaca

Siempre puede pasar que la resaca te pille por sorpresa. Para esas ocasiones en las que tu nevera no esté preparada para echarte una mano. Puedes tirar de estas recetas rápidas y exprimir al máximo tu minipimer.

Un buen vaso de zumo de sandía o de melón combinado con el zumo de medio limón.
Prepara zumo con 6 zanahorias o, si lo prefieres, 4 naranjas y añade el zumo de un limón entero. Para edulcorarlo, puedes poner una cucharada de miel.

Valoración Cómo recuperarte de una resaca

Qué es - 100%

Cómo afecta el alcohol - 100%

Mitos - 100%

5 recetas para combatirla - 100%

100%

Evaluación HSN: Sin Puntuación Todavía !
Content Protection by DMCA.com
Sobre Melanie Ramos
Melanie Ramos
A través del Blog HSN, Melanie Ramos expone los conocimientos y los contenidos más actuales, al alcance de los lectores que buscan aprender.
Te puede interesar
Consumir una manzana al día
Consumir una Manzana al Día: Beneficios y Recetas

Ya lo dice el refrán: «…una manzana al día mantiene al médico alejado…» Índice1. Para …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *