Ácido Fólico, una vitamina esencial para todos

Ácido Fólico, una vitamina esencial para todos

Si hay una vitamina básica y necesaria para el embarazo, esa es el ácido fólico. Pese a ello, no caigas en error de pensar que este súper nutriente, que también recibe el nombre de vitamina B9, folacina o folato, es patrimonio exclusivo de las embarazadas, porque lo cierto es que ¡todos necesitamos folato!

Con esta premisa, estaremos encantados si nos acompañas en nuestro recorrido por todos los aspectos que debes conocer sobre el ácido fólico, lo que incluye ver si realmente es el mismo compuesto que el folato o, en caso de que sean diferentes, cuál es el mejor. ¡Comenzamos!

¿Dónde obtener ácido fólico?

¿Qué es el ácido fólico?

El ácido fólico o vitamina B9, es una vitamina integrante del complejo vitamínico B, que resulta necesaria para procesos metabólicos clave.

Como destacado componente del complejo vitamina B, su naturaleza es hidrosoluble. Igual que sucede con el resto de integrantes de este selecto grupo de micronutrientes, tiene reservadas en el organismo cuantiosas funciones, algunas de las cuales merecen ser calificadas como vitales, por cuanto comprometen procesos metabólicos determinantes.

Así, una primera aproximación a esta crucial vitamina nos lleva a afirmar que todas las células de tu cuerpo precisan ácido fólico para formarse y regenerar el ADN (ácido desoxirribonucleico). Si tu organismo no tuviera capacidad de generar ADN, no podría producir células nuevas para la cicatrización de las heridas, por ejemplo.

Cuando las células del ADN han recibido un daño de tal calibre que no pueden ser reparadas, el cuerpo se vuelve vulnerable y de repente manifiesta una susceptibilidad a sufrir enfermedades de lo más peligrosa. Y ahí es donde entra el ácido fólico, una sustancia imprescindible para el organismo, fuente de salud donde las haya.

¿Para qué sirve? Funciones de una vitamina básica

Las principales funciones del ácido fólico se resumen en:

  • Es una sustancia esencial para producir material genético (ADN,ARN)
  • Interviene en la síntesis de aminoácidos implicados en el crecimiento celular (esto explica su relevancia en las primeras etapas del desarrollo fetal)
  • Contribuye a la formación de glóbulos rojos
  • Reduce los niveles de homocisteína en sangre
  • Apoya a la función suprarrenal y al sistema inmunológico
  • Calma al sistema nervioso y lo mantiene saludable

¿Qué efectos produce la falta de folato?

Déficit de Folato, ¿hay que alarmarse?

Una vez que hemos visto cómo incide el ácido fólico en el organismo, conviene saber cuáles son las posibles manifestaciones en caso de insuficiencia.

¡Toma nota de los síntomas de carencia de vitamina B9!

  • Debilidad e inapetencia, que desemboca en pérdida de peso
  • Náuseas
  • Úlceras bucales
  • Cuadros espontáneos de diarrea
  • Depresión e irritabilidad simultáneas
  • Frecuentes episodios de ligera pérdida de memoria
  • Arritmias y otras alteraciones cardíacas
  • Palidez de mucosas, consecuencia de la denominada “anemia megaloblástica”

La deficiencia de ácido fólico cobra especial importancia en las mujeres que planean quedarse embarazadas, pues su déficit está relacionado con malformaciones en el feto. Si es tu caso, remédialo ingiriendo alimentos ricos en vitamina B9 y a través de la vía de la suplementación. Consulta con tu médico.

¿Por qué se da el déficit de Folato?

Las fuentes naturales de folato tienden hacia la inestabilidad y la oxidación, por lo que pierden valor vitamínico y, por consiguiente, valor nutricional, a consecuencia del proceso de manufacturación, oscilando su rango de biodisponibilidad entre el 25-50%, según el tipo de alimento del que se trate. El almacenamiento y la forma de cocinado hace descender también el contenido de folato.

Como es de suponer, la conducta y los hábitos de las personas condicionan la disposición de folato. Al mismo tiempo, la conducta y los hábitos personales contribuyen a este déficit de vitaminas, destacando, la toma de medicamentos o alcohol, el tabaquismo, los trastornos alimentarios o la carencia de alimentos ricos en ácido fólico como la verduras, así como la dieta estricta o restrictiva durante un período de tiempo demasiado largo.

¿Te has preguntado alguna vez por qué tu organismo precisa un aporte continuado de folato (vitamina B9)? Pues simplemente porque el ser humano no es capaz de sintetizarlo, de modo que los depósitos en el organismo son limitados.

Si a esto le unimos que la cantidad real de folato que terminas ingiriendo, probablemente sea menor que la que aparece en las tablas nutricionales, la suplementación de una forma natural de ácido fólico puede resultarte una solución perfecta, sobre todo si no estás obteniendo la cantidad requerida mediante tu dieta.

Unas propiedades imprescindibles para el organismo

¿Qué beneficios tiene el ácido fólico?

Las propiedades que la vitamina B9 va a proporcionar a tu organismo son calificadas de imprescindibles por los expertos.

¡Ahí tienes las 3 principales!

Síntesis de células sanguíneas

El ácido fólico interviene de manera decisiva en la fabricación de las células sanguíneas de la serie roja, como pieza clave de ciertas enzimas. En particular, podemos hablar de que es básico para la formación del grupo hemo, un constituyente central de la hemoglobina, cuya función es la atrapar el hierro. Para realizar esta labor se ha de hacer notar su interrelación con la vitamina B12.

Síntesis de ADN

Entre los procesos bioquímicos que no podrían desarrollarse sin la presencia del ácido fólico, sobresale la síntesis de ADN, la molécula que vehicula la totalidad de la información genética del ser humano. Similar importancia se detecta en la síntesis del ARN, bastante vinculada a la anterior y esencial en la de las proteínas. De tal especialidad funcional se desprende que la presencia de vitamina B9 en el organismo condiciona la división celular por completo.

Salud de la Flora Bacteriana

A pesar de que es necesario un aporte constante de ácido fólico vía alimentación para cubrir todos los requerimientos, la flora bacteriana que está presente en múltiples tramos intestinales, cuenta con la capacidad de realizar la síntesis. Tras ella, se absorbe en su mayoría en el yeyuno (segmento central del intestino delgado), siendo el hígado el que actúe como órgano de depósito, en espera de ser movilizado para la atención de las necesidades de los tejidos.

Folato y sistema nervioso, ¿cuál es su relación?

La vinculación del ácido fólico y el sistema nervioso no es cuestión baladí. Determinados estudios señalan la posibilidad de que esta vitamina pudiera potenciar la acción de los psicofármacos en el tratamiento de la depresión.

Otras investigaciones vinculan la suplementación extra de folato con la agilidad mental y la memoria a partir de los 50 años, hasta el punto de que se ha comprobado una menor tasa sanguínea de B9 en enfermos de Alzheimer relacionados con sus congéneres de edad similar, lo que sugiere una posible incidencia de ácido fólico en su prevención.

¿Qué cantidad de Folacina es necesaria al día?

Con vistas a que no se produzca falta de  ácido fólico, se recomienda una aportación diaria de 300-400 mg en adultos (600 mg en el caso de las mujeres embarazadas). Eso sí, recuerda la advertencia que acabamos de hacer sobre que ciertos hábitos entorpecerían su aprovechamiento y asegúrate de que las aportaciones que recibes sean reales.

En consonancia con lo dicho, revisa tu dieta con vistas a garantizarte un adecuado aporte de este micronutriente. Por suerte, el elenco de alimentos ricos en ácido fólico es amplio.

Conoce la forma activa de la Vitamina B9

Bien porque ingieras alimentos que contengan folatos naturales o bien porque tales fuentes de vitamina B9 hayan sido enriquecidas sintéticamente, para que tu cuerpo pueda absorber el ácido fólico, se debe metabolizar a su forma activa, la 5-Metiltetrahidrofolato, más conocida por sus siglas 5-MTHF.

En este proceso, media una coenzima activa, que se conoce como Metilentetrahidrofolato reductasa (MTHFR), realizándose en varias etapas o fases.

Ciertas personas, dada su condición genética, producen niveles inadecuados de esta enzima. Es lo que se conoce como Mutación del Gen MTHFR, que interfiere en estas fases de conversión.

¿En qué consiste la mutación del gen MTHFR?

Acabamos de ver que MTHFR se refiere a una enzima que permite obtener la forma activa de la vitamina B9 (añade un grupo metil). Al mismo tiempo, convierte la homocisteína en metionina, contribuyendo así al adecuado metabolismo y a la creación de glutatión.

La mutación genética da lugar a que dicha enzima pierda parte de su actividad, lo que repercute en los procesos fisiológicos asociados, inhibiendo la capacidad del cuerpo para eliminar toxinas (metilar), y convertir el ácido fólico contenido en los alimentos que ingieres, en el metabolito que necesitas, L-5-Methyltetrahydrofolate.

Las personas que cuentan con un gen defectuoso de MTHFR presentan una alteración en la capacidad de producir la enzima MTHFR, por lo que tendrán dificultades a la hora de procesar el ácido fólico, que podrá acumularse en su organismo, con el consiguiente riesgo de toxicidad que ello conlleva.

Igualmente, se incluyen otras sustancias como los metales pesados.

Gen MTHFR

¿Piensas que esta mutación no es frecuente? En ese caso déjanos decirte que te equivocas, pues se estima que en torno al 30-50% de la población es portadora de una mutación del gen MTHFR. Ahora bien, serían entre el 14-20% los individuos que presentan una mutación severa que impacta de manera drástica en la salud, provocando la práctica imposibilidad de la conversión en folato.

Como el ácido fólico no puede convertirse en la forma utilizable, tiende a acumularse en el organismo, elevando los niveles de homocisteína. Tales niveles altos de homocisteína se asocian con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. Esto termina por afectar la conversión a glutatión, imprescindible para que el cuerpo elimine los desechos, amén de ser un potente antioxidante.

¿Es lo mismo Ácido Fólico que Folato?

A nivel de calle, habrás escuchado muchas veces hablar indistintamente de folato y ácido fólico. Incluso muchos profesionales de la salud no suelen hacer distinción alguna. Pese a ello y, mientras que el ácido fólico es considerado a menudo como una forma suplementaria de folato o vitamina, existe una importante distinción entre ambos compuestos.

Aunque es bastante común utilizar ambos términos para referirnos a la vitamina B9, la realidad es que atienden a dos sustancias distintas.

Mientras que el folato es el término que se utiliza para nombrar a la vitamina B9 (forma biodisponible) que se encuentra de forma natural en los alimentos, el ácido fólico se refiere al compuesto sintético oxidado que se utiliza en los complementos dietéticos (como por ejemplo los prenatales) así como en la elaboración y enriquecimiento de ciertos alimentos destinados a la mejora de la salud.

¿Ácido Fólico o Folato?

Suplementos de L-Metilfolato: fuente de salud

El beneficio que la ingesta de suplementos de ácido fólico supone a la hora de reducir los problemas del tubo neural es innegable, así como es evidente el papel vital que desempeña el folato en el estado de salud en general.

No obstante, los riesgos que se asocian con el ácido fólico sintético convierten a otras formas de folato en una opción prudente, destacando sobre todas ellas la forma en la que el organismo lo absorbe de forma directa (L-metilfolato).

¡Apunta sus principales características!

  • Es una forma tan biodisponible que supera incluso a los alimentos
  • Evita el problema de la mutación MTHFR así como la ineficiencia en la conversión enzimática
  • Evita el inconveniente del enmascaramiento de la deficiencia de vitamina B12
  • Evita las interacciones con otros fármacos capaces de reducir la actividad enzimática

¡Ojo! Aquellas personas que presenten un defecto de MTHFR no deben tomar ninguna fuente de ácido fólico, ya que podría llegar a resultarles muy tóxico. Solo podrían considerar la ingesta de la forma L-MTHF, al ser las formas metiladas que el organismo va a usar.

Suplementos Folato

¿Tiene efectos secundarios la B9?

Pues lo cierto es que, pese a que optes por consumir la forma natural de folato, puedes notar alguna alteración en el estado anímico así como otras afecciones del tipo de irritabilidad, ansiedad, insomnio, dolor muscular y articular, migrañas, dolores de cabeza, náuseas, etc.

¿Aceptas una sugerencia? Puedes paliar estos síntomas ingiriendo una fuente de niacina al mismo tiempo que tu suplemento de folato.

Todo un imprescindible en el embarazo

¿Cuántas veces has escuchado hablar de que las embarazas necesitan tomar ácido fólico, incluso desde antes de la concepción? No en vano, tomar vitamina B9 durante el embarazo ayuda a prevenir serios y comunes defectos de nacimiento.

¿Por qué es importante el ácido fólico en las embarazadas?

Las propiedades de esta vitamina van más allá del embarazo

Si por algo se caracteriza el ácido fólico es por ser una vitamina versátil que ayuda a mantener unos niveles adecuados de homocisteína, un aminoácido que, cuando se da en cantidades elevadas, llega a dañar los vasos sanguíneos y a incrementar el riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares.

La vitamina B9 se considera piedra angular en la generación de energía y en el mantenimiento de un cuerpo sano. Indispensable para crear células, las mujeres en edad fértil encuentran en ella a una aliada sin par, como venimos comentando. Son diversos los estudios que han demostrado que ayuda a mantener la piel sana y joven, en conjunción con la vitamina B12 y B6.

Puedes encontrar ácido fólico como integrante de multivitamínicos, contribuyendo al aporte de un compendio de micronutrientes beneficiosos para tu salud.

espina-bifida

La Vitamina B9 y la salud cardiovascular

Una de las propiedades por las que el ácido fólico destaca es la de reducir los niveles de homocisteína en sangre. La homocisteína es una molécula, cuya estructura es parecida a la cisteína, aminoácido que se encuentra en las enzimas y proteínas.

Niveles altos de homocisteína en sangre se relacionan con la aterosclerosis, un endurecimiento y ensanchamiento de las arterias, así como con un incremento del riesgo de padecer infartos de miocardio, accidentes cerebrovasculares y formación de coágulos sanguíneos.

La vitamina B9 puede reducir el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares a través de su función controladora del nivel de homocisteína en sangre.

Las investigaciones clínicas han demostrado que pueden reducirse, entre un 20 y un 30%, los niveles algo elevados de homocisteína en sangre hasta un nivel normal, con el simple gesto de tomar un suplemento de folato.

El ataque cerebro vascular y el Ácido Fólico

Entre los muchos beneficios por los que destaca el ácido fólico sobresale la protección contra el infarto y el derrame cerebral.

Un estudio clínico que fue publicado por la revista Journal of the American Medical Association en el que participaron más de 20.000 adultos en China con tensión arterial alta, ayudó a arrojar luz sobre este asunto.

Se partió de la base de que en China, a diferencia de lo que sucede en Europa y en Estados Unidos, los alimentos no están enriquecidos con ácido fólico.

Los participantes del estudio se dividieron en dos grupos: uno de ellos tomó un comprimido que contenía ácido fólico en combinación con un medicamento para la presión arterial alta, mientras que el segundo grupo tomo una píldora que únicamente contenía un ingrediente activo para la hipertensión.

El tratamiento tuvo una duración media de 4,5 años.

El estudio demostró que los participantes que tomaron ácido fólico junto con un medicamento para la hipertensión, sufrieron un accidente cerebrovascular en un porcentaje de 2,7%, mientras que los participantes que no tomaron ácido fólico incrementaron el porcentaje hasta un 3,4%.

Por ende, el estudio concluye que la toma de ácido fólico, junto con un medicamento para la presión arterial alta, reduce el riesgo de padecer un ataque cerebrovascular.

No dejes de leer la opinión de los expertos

En relación con el ácido fólico, los expertos apuntan tres cuestiones fundamentales:

La falta generalizada (y desconocida) de Ácido Fólico

Un informe reciente ha alertado sobre el hecho de que, en torno al 90% de la población sufre una deficiencia de folato. En el caso de las mujeres, la cifra alcanza la desorbitada proporción del 99%.

El hecho de que sean las mujeres quienes sufran un déficit de vitamina B9 todavía mayor, es incuso más peligroso, habida cuenta de que ello tiene un impacto directo en las malformaciones del feto.

Según vienen declarando los pediatras, podrían evitarse hasta una 70% de las malformaciones del feto, si se superara la carencia de folato durante el embarazo.

La vitamina B9 como rejuvenecedor del cerebro

Un estudio realizado por diversas universidades europeas ha puesto de manifiesto que, las personas de la tercera edad que toman la cantidad de este tipo de vitaminas recomendada, mantienen su capacidad mental en plenas condiciones por más tiempo. Ello propicia que la vitamina B9 actúe contra el envejecimiento intelectual.

Las investigaciones han puesto de manifiesto que, duplicar la dosis recomendada de folato ejerce un efecto positivo sobre la memoria, un dato que quedó demostrado en Congreso Anual de la Asociación de Alzheimer que se celebró en Washington.

En el estudio intervinieron 800 participantes, con edades comprendidas entre los 50 y los 75 años, que durante tres años estuvieron tomando una dosis de 800 mg de folacina o un placebo.

La prueba de inteligencia que se realizó a posteriori, demostró que los participantes que tomaron ácido fólico contaban con un funcionamiento de la memoria semejante al de personas 5,5 años más jóvenes, respecto a los que tomaron placebo.

El aumento de la ingesta favorece la salud del corazón y del cerebro

Ya hemos hecho referencia a esta circunstancia a lo largo de este post. En relación a ella, los especialistas advierten que no se están usando todas las armas que proporciona la medicina nutricional en orden a la prevención de enfermedades.

En esta línea, aconsejan tomar suplementos dietéticos de vitaminas, destacando el ácido fólico y no solo porque esta vitamina sea capaz de evitar los defectos del tubo neural durante el embarazo, sino porque reduce de manera significativa el riesgo cerebrovascular, con unas correctas pautas de alimentación y suplementación.

Aquí acaba la información que teníamos preparada sobre el ácido fólico que, como has podido comprobar, es una vitamina necesaria para todos y no solo para las embarazadas. Quizás se nos ha podido quedar algo en el camino. En ese caso, interactúa con nosotros. La sustancia que traemos entre manos, ¡bien vale que unamos fuerzas!

Fuentes Bibliográficas

  1. Suplementos de ácido fólico
  2. Ácido fólico natural o sintético
  3. Mesiano S, Jones EE. Fertilization, pregnancy, and lactation. In: Boron WF, Boulpaep EL, eds. Medical Physiology. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 56.
  4. Institute of Medicine (US) Standing Committee on the Scientific. Evaluation of Dietary Reference Intakes and its Panel on Folate, Other B Vitamins, and Choline. Washington (DC): National Academies Press (US); 1998. ISBN-10: 0-309-06411-2ISBN-13: 978-0-309-06411-8
  5. Cortese C, Motti C. MTHFR gene polymorphism, homocysteine and cardiovascular disease. Public Health Nutr. 2001 Apr;4(2B):493-7.
    Valoración Ácido Fólico

    Evitar malformaciones del feto - 100%

    Efectividad - 100%

    Precio/Número de tomas - 100%

    Forma de uso - 100%

    100%

    Evaluación HSN: 4.65 /5
    Content Protection by DMCA.com
    Te puede interesar
    Colina Beneficios y Propiedades
    Los 6 Beneficios y Propiedades de la Colina

    Un nutriente esencial pero poco conocido. Así podríamos definir a grandes rasgos a la colina, …

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *