La importancia de la visión periférica en el deporte y cómo mejorarla

La importancia de la visión periférica en el deporte y cómo mejorarla

Las habilidades visuales desempeñan un papel importante en la práctica de algunos deportes. Si bien su efectividad se va desarrollando a lo largo de la vida y depende en gran medida de las características personales y del estímulo, es posible entrenarla y mejorarla. La sociedad actual centra la atención de la mirada de manera frontal, descuidando otras capacidades visuales que pueden llegar a ser muy importantes en el desarrollo de muchos deportes y en la mejora de habilidades como el equilibrio o la optimización de algunas otras.

La visión periférica aumenta el campo visual del deportista y depende directamente de la disposición de los conos y bastones en la retina. Consiste en la habilidad de captar, reconocer y responder rápidamente a la información o movimiento del campo visual alrededor del objeto sobre el que se fija la atención. Además es importante para el equilibrio, la orientación y la seguridad en el movimiento.

La visión periférica en el deporte

Si bien la visión periférica está implicada principalmente en la lectura y en la conducción, también es muy importante para asegurar un mejor rendimiento y mayor eficacia en algunas prácticas deportivas.

Es indispensable en aquellos deportes basados en la cooperación y la oposición. Esto se debe a que requieren reacciones rápidas y efectivas y la percepción del movimiento del balón, compañeros y opositores, sin tener que girar la cabeza o mover el cuerpo.

Además de disminuir ante estímulos demasiado cercanos, la visión periférica varía a partir de las características cromáticas del estímulo. Es decir, depende de las condiciones del terreno, los colores de la vestimenta de los jugadores y la distancia a la que se encuentran.

Algunos de los deportes que más requieren el entrenamiento de las habilidades visuales son: fútbol, hockey, básquet, ajedrez, artes marciales, carreras. Además, pueden sumarse aquellas prácticas que requieran captar rápidamente la situación de juego, que prioricen la táctica y la capacidad de percibir estímulos de las zonas periféricas.

Ejercicios generales para mejorar la visión periférica

  • Realizar movimientos oculares en semicírculo a ambos lados y circulares completos.
  • Mirar un punto en la pared a unos 45° de altura. Sin dejar de fijar los ojos en ese punto, arrojar bolas de papel hacia un cesto de papeles. Mover el cesto colocándolo a diferentes distancias y alturas.
  • Dibujar con lápiz un punto en el centro de la hoja de un libro y fijar la mirada en él. Tratar de identificar a su alrededor la mayor cantidad de palabras posibles.
  • Sentarse frente al televisor y al extender un brazo, colocar un dedo a la altura de los ojos. Fijar la mirada en el dedo siendo consciente todo el tiempo de lo que ocurre la TV.
  • Mirar a un punto fijo y mover la cabeza mientras se sigue mirando al punto definido.
  • Mirar un punto fijo en la pared. Colocar diapositivas a ambos lados del punto. Describir las diapositivas sin cambiar la dirección de la mirada.
  • Lanzar un juego de llaves de una mano hacia la otra mirando siempre un punto fijo colocado en la pared. Ir separando cada vez más las manos y aumentando la distancia.

Con un compañero:

  • Estando los dos con el mismo pie a la pata coja y encarados uno mueve la mano hacia diferentes direcciones y el otro tiene que seguir el movimiento de la mano sin mirarla, teniendo la vista puesta en un punto fijo, por ejemplo el pecho de su compañero.
  • Adivinar el número de dedos de la mano del compañero: uno se pone mirando a un punto fijo mientras el otro se sitúa en algún costado del compañero y va poniendo números con los dedos de la mano a la altura de los ojos pero a una distancia a la que le cueste adivinar el número real. No pasa nada si uno se equivoca.
  • Con una pelota de pequeña y con números escritos en ella. Los compañeros se van pasando la pelota y tienen que ir diciendo el número que han visto al acercarse a ellos antes de cogerla, sin importar realmente si es cierto o no pero obligando a que presten atención.

Visión de un jugador de fútbol sobre la pelota y los contrincantes

Entrenamientos visuales profesionales para deportistas

La visión periférica es muy importante para concretar con éxito la acción táctica. Es por eso, que principalmente en los deportes con pelota y en equipo, desarrollar este fenómeno es fundamental para mejorar la calidad de la percepción del juego e incrementar el rendimiento del equipo.

Algunos ejercicios para desarrollar la visión periférica de los jugadores en los entrenamientos son:

  • Pasar la pelota mirando al frente:
    Los deportistas deben ubicarse en círculo. Luego comenzar a realizar pases con las manos a sus otros compañeros pero siempre manteniendo la mirada en un punto fijo imaginario dentro del círculo. No deben girar la cabeza para observar de donde proviene la pelota. Los pases pueden ser de balón mano o de vóley.
  • Dar pases sorpresivos:
    En la misma posición que en el ejercicio anterior, realizar pases mirando a un compañero pero enviando el balón hacia otro. El objetivo es que con la visión periférica, el deportista localice la posición de sus compañeros.
  • Identificar palabras o imágenes:
    Pintar una línea en el suelo. Los deportistas deberán caminar sobre ello mirando al frente y tratar de identificar palabras o imágenes colocadas en ambos costados de la línea.
  • Ejercicios de pelota con dificultad:
    Mientras un jugador realiza rutinas de drible o conducción de la pelota, sus compañeros se deben ubicar a ambos lados de su línea de carrera y lanzar pelotas. El deportista debe continuar el ejercicio y esquivar los balones controlando su vista periférica.
  • Colocar vestimenta deportiva de diferente color:
    Durante los entrenamientos, utilizar en algunos jugadores camisetas de diferente color al resto del equipo. Esto permite que puedan ser percibidos periféricamente con mayor facilidad y los demás jugadores puedas acostumbrarse a la posición de los mismos.

Conclusiones

Las habilidades visuales se mejoran de manera progresiva. Es posible comenzar con algunos ejercicios y con el tiempo ir aumentando las distancias o la rapidez de los estímulos con el fin de desafiar aún más el sentido de la vista periférica. Además de garantizar el aumento del rendimiento deportivo, la visión periférica juega un papel primordial en la coordinación visuomotora, la velocidad de lectura, la locomoción y el equilibrio. Es por eso que entrenar los músculos de los ojos y entrenar las capacidades visuales puede ayudar a optimizar varias actividades diarias así como también la percepción del juego y el rendimiento físico.

Valoración visión periférica en el deporte

Qué es - 100%

Rendimiento - 100%

Entrenamiento - 100%

Conclusiones - 100%

100%

Evaluación HSN: Sin Puntuación Todavía !
Content Protection by DMCA.com
Sobre Melanie Ramos
Melanie Ramos
A través del Blog HSN, Melanie Ramos expone los conocimientos y los contenidos más actuales, al alcance de los lectores que buscan aprender.
Te puede interesar
Lactato
Lactato: Qué es, Cuáles son sus Efectos en el Organismo

Hoy vamos a ver qué es el Lactato (a veces confundido con Ácido Láctico), por …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *