Las mujeres y el deporte

Las mujeres y el deporte

A lo largo de la historia de la humanidad el papel que ha desarrollado la mujer en el deporte, al igual que en otros aspectos, ha ido cambiando a medida que la sociedad también lo hacía

El deporte para las mujeres en la antigüedad

Si nos remontamos muy atrás, en la época griega las mujeres no podían participar en los Juegos Olímpicos. Se dice incluso, que no podían ni verlos porque de lo contrario si se las cogía mirando los juegos podían ser torturadas hasta la muerte. Por supuesto, por esta época la vida de una persona no tenía gran valor y la sociedad estaba claramente impuesta por las dictaduras de los hombres.

De forma progresiva las mujeres se fueron haciendo un hueco en los eventos deportivos de la época romana aunque no se las tomara muy en serio y parecía que su papel era más como el de entretenimiento.

Fue a principio de los años 70 que las mujeres empezaron a ser aceptadas en competiciones deportivas con espectadores. Aun así no podemos olvidar la visión de aquellos tiempos. Tanto en los Estados Unidos como en Europa el rol de la mujer estaba bastante claro y determinado: se limitaba a cuidar de los hijos, de la casa y del marido.

Con esta visión costaba reconocer que las mujeres eran físicamente capaces de participar en deportes que parecían demasiado duros para ellas

En 1896 se celebró la primera versión moderna de las Olimpiadas en Atenas, y las mujeres no tuvieron ningún espacio en esta competición aunque años atrás ya habían comenzado a participar en algunos deportes. Sobretodo tenían acceso las clases más privilegiadas ya que el tipo de deporte era tipo montar a caballo, arco, golf, tenis, esquiar…

primeras-mujeres-olimpicas

La primera aparición de las mujeres fue en la segunda edición de las Olimpiadas que tuvieron lugar en París en 1900. Aun así solo participaron en dos deportes, golf y tenis. Desde entonces la participación en otros deportes fue creciendo de forma progresiva a pesar de la resistencia que ponía el sector masculino.

Fue en 1920 que las mujeres se manifestaron públicamente demandando la igualdad de oportunidades para disfrutar de deporte al igual que los hombres lo hacían.

A partir de la 9º edición de los Juegos en 1921 celebrados en Ámsterdam, que las mujeres tuvieron su lugar en deportes de pista. Y por muy difícil que parezca creerlo (o tal vez no), por entonces habían una gran masa de hombres que se oponían a que las mujeres estuvieran presentes en este tipo de competiciones en pista.

Desde ese punto cada vez la involucración de las mujeres en todo tipo de deportes ha ido creciendo hasta la situación que hoy en día conocemos. Parece que la diferencia entre hombres y mujeres en el deporte se va reduciendo en cuanto al sistema y las estadísticas, pero aún quedan muchas cuestiones que permanecen sin resolver en cuanto a las mujeres en el deporte.

El deporte para las mujeres en la actualidad

Si bien la situación anteriormente descrita parece muy lejana y que no se asemeja a hoy en día, aún quedan ciertos estereotipos y estigmas que hay que cambiar en nuestra sociedad.

Si bien parece que en los niveles más altos se ha podido ir equiparando las oportunidades para diferentes sexos, hay un gran grueso de la sociedad que sin ser deportistas de élite también viven el deporte en su día a día de la mejor manera posible.

mujeres-en-las-olimpiadas

Por ejemplo, la parte más tradicional no acaba seguramente de aceptar que una madre pueda disfrutar del deporte mientras deja sus hijos a cargo de un tercero. Mientras no se percibe ninguna visión negativa si es el hombre quien lo hace.

Ese ápice de negatividad que se desprende de la visión de la madre haciendo ejercicio y de alguna manera como abandonando a sus tareas

Tú puedes cambiar las cosas

Es obvio y necesario crear una sociedad en la que cada hombre y mujer puedan jugar y disfrutar del deporte independientemente de su sexo. Y tú puedes poner tu granito de arena.

Si eres hombre deja atrás la visión machista y ayuda a la mujeres de tu entorno a sentirse involucradas en una vida más activa, una vida mejor.

Como mujer, puedes saber que con tu ejemplo puedes ayudar a otras a atreverse a moverse. A demostrarles que son capaces, que no son malas madres, mujeres, hijas… por dedicarse el tiempo que se necesitan. Que pueden superarse, que son fuertes, que no son menos, que con convicciones fuertes pueden llegar a donde quieran.

dia-mujer

Por suerte la tendencia es superar esta desigualdad pero aún hay muchas mujeres que no hacen deporte, y es necesario que cambie cuanto antes esta situación.

Existe un movimiento denominado #LasMujeresNosMovemos (http://lasmujeresnosmovemos.com) que declara un manifiesto a favor de las mujeres y el deporte. Ayuda a la causa sumándote a esta comunidad que solo tiene como finalidad hacer crecer el número de mujeres que se mueven y que obtienen todos los beneficios del deporte. Motívate con el arropo de las otras mujeres y anima a otras a hacerlo.

Valoración las mujeres y el deporte

En la antigüedad - 100%

En la actualidad - 100%

Tú puedes cambiar las cosas - 100%

#LasMujeresNosMovemos - 100%

100%

Evaluación HSN: Sin Puntuación Todavía !
Content Protection by DMCA.com
Sobre Anabel Ávila
Anabel Ávila
Anabel Ávila, por encima de todo, destaca su visión del estilo de vida saludable priorizando la alimentación Paleo y la práctica deportiva mediante CrossFit y así garantizar el estado de salud.
Te puede interesar
El regalo perfecto para la Mamá Deportista en época de Confinamiento

Este primer domingo de mayo se celebra el Día de la Madre. A diferencia de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *