Beta-ecdysterona y su papel anabólico

Beta-ecdysterona y su papel anabólico

Beta-Ecdysterona, también llamada Ecdisterona o 20 hidroxiecdisona, pertenece al grupo de los ecdisteroides, esteroides naturales que se encuentra en algunas plantas e insectos

Ecdisteroides, ¿la substancia Anabólica definitiva?

Se trat de un concepto prácticamente desconocido hasta hace un par de meses, donde se empezó a hacer eco a través de las redes sociales, que se encendieron como la pólvora bajo el reclamo de:

“Ecdisterona, un nuevo esteroide anabólico no baneado y sin efectos secundarios”

La ecdisterona no induce la expresión de genes como los esteroides anabólicos sino que influye en las vías bioquímicas fuera de los núcleos de las células musculares y con el resultado final se aumenta la síntesis de proteínas musculares, favoreciendo de esta manera la construcción de masa magra.

Normalmente, Beta-Ecdisterona se incluye en algunos suplementos en combinación con otros extractos naturales como el tribulus terrestris, tongkat ali y rhodiola rosea, para mejorar todos los parámetros de rendimiento deportivo.

Pero realmente ¿qué hay de cierto en todo esto? ¿hemos superado los esteroides anabólicos tradicionales y encontrado una alternativa segura? En este artículo veremos que esto no es así…

¿Qué son los Ecdisteroides?

En primer lugar, los Ecdisteroides, especialmente la Ecdisterona y la Turkesterona, han sido ampliamente utilizadas durante décadas por deportistas de alto rendimiento en todo el mundo, bajo el reclamo de su potencial para mejorar la composición corporal y, por ende, el rendimiento deportivo.

El concepto Ecdisteroide proviene de:

  • Ecdisis, que es el proceso de muda, controlada hormonalmente, a través de la cual los insectos se desprenden de su exoesqueleto, y
  • Steroide, haciendo referencia a la estructura molecular de los mismos, que son sintetizados en los artrópodos a partir del colesterol.

De ahí que cualquier tipo de Ecdisteroide, aunque el más extendido para consumo es la Ecdisterona, sean conocidos como “esteroides de insectos”.

Realmente no es que provengan de éstos, ya que la producción de Ecdisteroides para consumo se extrae de una amplia variedad de plantas coníferas y angiospermas.

La ruta metabólica ecdisteroidogénica es dependiente de un conjunto de genes conocidos como “Halloween”, codificados por las enzimas del citocromo P450 y que los humanos no poseemos, así como tampoco poseemos los receptores de Ecdisterona presentes en los artrópodos que completan una ruta metabólica que no disponemos en nuestros organismos

¿Cómo funcionan los ecdisteroides?

Los ecdisteroides, presumiblemente, tienen potencial de modular la respuesta del sistema inmune, aumentar el metabolismo oxidativo de los hidratos de carbono y ácidos grasos, la síntesis proteica y el rendimiento físico.

Pero para entender si esto es cierto o no es importante conocer cómo lo hacen

Parr et al. (2014) redactaron un ensayo donde explican la ruta metabólica que los ecdisteroides (Ecdisterona) utilizan en los mamíferos para causar estos efectos; para ello durante 21 días administraron 5mg/kg de Ecdisterona intravenosa a un grupo de ratas.

Los autores explican que los efectos que los ecdisteroides tienen sobre los artrópodos (como la muda, o la mediación en las funciones sexuales) no las pueden tener sobre los mamíferos, ya que carecemos de los complejos receptores nucleares USP y EcR; por lo que los efectos que los ecdisteroides ejercen en los mamíferos tienen que estar mediados por otra vía.

Esta vía es a través del agonismo con los receptores estrogénicos tipo beta (ERB, de ahora en adelante), que parecen ser los responsables de los efectos anabólicos que poseen los estrógenos en el cuerpo humano.

Existe otro subtipo de receptor estrogénico, el alfa; homólogo en secuencia de aminoácidos y con afinidad similar por el estradiol (E2), pero diferente reparto en los tejidos del cuerpo (se supone que, por ejemplo, este subtipo es el responsable de la aparición de ginecomastia por su dominancia del tejido mamario.

Sin embargo, la Ecdisterona no posee (a priori) afinidad por este tipo de receptores.

Hidroxi-Ecdisterona

Figura I. Mecanismo de acción de la 20-Hidroxi-Ecdisterona (20HE) para el aumento de la síntesis proteica muscular. (Gorelick-Feldman, Cohick, & Raskin, 2010)

La Ecdisterona induce una respuesta no genómica que activa un receptor acoplado a proteínas G, que inicia una cascada de reacciones que fuerza la salida de calcio del retículo sarcoplasmático al citosol celular.

Además de la apertura de los canales de calcio de la membrana celular que generan un gradiente positivo permitiendo la entrada de Ca2+ al interior de la célula; ese aumento en las concentraciones de calcio intracelular hace que se active la ruta de transducción PI3K/AKT, que subsecuentemente activaría mTORC1, P70S6K y subsecuentes reacciones metabólicas resultando en un aumento de la síntesis proteica.

Para hacernos una idea, comparte mecanismo de acción (al menos el dependiente de PI3K) con el famoso IGF-1 (Increlex). Además, posee la ventaja de que no inhibe el HPTA, ya que a pesar de las hipótesis que han existido, la Ecdisterona no agoniza con los receptores androgénicos (como sí lo hacen los esteroides anabólicos y los SARMs), así que no sería necesario restaurar el eje hormonal tras el consumo de los mismos

¿Qué efectos se han descubierto de los ecdisteroides?

In Vitro, en animales y en humanos

Pues sobre el papel, la infusión intravenosa de 5mg/kg de Ecdisterona en ratones aumenta las concentraciones de IGF-1 y LH; reduce las de E2 y Corticosterona; y no afecta a las concentraciones de otras hormonas como la prolactina, la tiroxina, o la testosterona.

Ecdisterona

Figura II. A- Efectos de la Ecdisterona vs Control sobre el tamaño de las fibras musculares del sóleo. B- Efectos de la Ecdisterona (E) vs Control (K) sobre el tamaño de los diferentes tipos de fibras musculares (I, II, IIa, IIb) del sóleo. (Parr et al., 2014)

Los resultados son escandalosos, en 21 días las ratas aumentaron significativamente el área de sección transversal de la musculatura del sóleo, a través del aumento (significativamente superior) de las fibras musculares tipo II (rápidas, las que más potencial de hipertrofia poseen).

Dentro de éstas, el subtipo B parecen ser las más sensibles a los efectos de la Ecdisterona

Dexametasona

Figura III. Efectos de diferentes dosis de dexametasona (un corticoesteroide) (Dexa 5, Dexa 6), dihidrotestosterona (DHT), Factor de crecimiento similar a la insulina tipo 1 (IGF-1) y Ecdisterona (Ecdy) sobre el diámetro de los miotubos de las células C2C12 de ratas, In Vitro. (Parr et al., 2014)

Los efectos sobre el diámetro de los miotubos son similares al incubarlos en 100nM de Dihidrotestosterona, 10ng/ml de IGF-1 y 1 mcM de Ecdisterona.

Beta Ecdysterona y Efecto Anabólico

Así que tenemos una sustancia que aumenta el tamaño de la fibra muscular, de potencia similar al IGF-1, tan cotizado y considerado por algunos la piedra angular de la hipertrofia (y posible hiperplasia) musculo-esquelética, sin inhibición del eje hormonal…

¿Tenemos el compuesto definitivo?

Parr et al. (2015) repitieron estas mismas conclusiones al mostrar que la Ecdisterona poseía potencial de aumentar el tamaño de las fibras musculares del sóleo en ratas de forma significativa frente a otras sustancias tan extendidas para este fin como son la metandienona (dianabol) o el S1 (SARM).

Efectos de la Ecdisterona

Figura IV. Efectos de la Ecdisterona vs DHT vs IGF-1 vs Control sobre el diámetro de los miotubos y aumento relativo del tamaño entre estradienodiona (EDD), metandienona (MD), SARMS S1 (S1) y Ecdisterona (Ecdy); gráfica izquierda y derecha, respectivamente. (Parr et al., 2015)

Bien, lo tenemos, el compuesto definitivo…

Sobre el papel; en ensayos in vitro de modelos animales… Los estudios in vitro son un buen punto de partida, nos permiten dilucidar los mecanismos biomoleculares a través de los cuales ocurren ciertas respuestas observadas en los organismos vivos.

Pero las conclusiones alcanzadas mediante las respuestas de un tejido aislado en un laboratorio nunca deben ser extrapolables a un organismo vivo, especialmente si los estudios han sido realizados In Vitro utilizando tejidos de modelos animales.

Este, por desgracia, es el caso de la Ecdisterona; que tras todo su gran potencial en ratas; en humanos muestra… ¿Nada?

Composicion Corporal

Figura V. Cambios en la composición corporal de los sujetos después de 8 semanas de entrenamiento y suplementación. (E) es el grupo suplementado con Ecdisterona. FFM- Masa libre de grasa; FM- Masa grasa; BF (%)- Porcentaje de Grasa Corporal. (Colin et al. 2006)

Colin et al. (2006) mostraron que la suplementación oral de 200mg. de Ecdisterona al día en 45 hombres entrenados no generaba ninguna diferencia significativa tras 8 semanas de entrenamiento y suplementación frente al grupo placebo, ni en la composición corporal, ni en el rendimiento en los ejercicios de fuerza (kg) ni en el test Wintgate (w)

Tabla de Rendimiento

Figura VI. Cambios en el rendimiento de los sujetos después de 8 semanas de entrenamiento y suplementación en Press Banca y Prensa de Piernas. (E) es el grupo suplementado con Ecdisterona. (Colin et al. 2006)

Así mismo, como era de esperar, no afectó a las concentraciones séricas de testosterona libre y disponible, pero tampoco a las concentraciones de cortisol, que presumiblemente deberían disminuir tras el consumo de Ecdisterona.

¿Es legal la Ecdisterona?

Tampoco se puede tachar la Ecdisterona de la lista de sustancias potencialmente beneficiosas para el rendimiento deportivo

La WADA (World Anti-Doping Agency) ha perseguido mucho esta sustancia tras la publicación de los estudios anteriormente mencionados, por su posible beneficio sobre el rendimiento deportivo, para, por supuesto, banearla.

Isenmann et al. (2019) publicaron un estudio apoyado por la WADA donde sometieron a un total de 46 jóvenes entrenados, a 10 semanas de entrenamiento con cargas, a los cuáles se les administró Ecdisterona oral para comprobar los efectos de ésta sobre la composición corporal, el rendimiento deportivo y las concentraciones séricas de hormonas.

La muestra fue dividía en 4 grupos: PL- Placebo, entrena, no se suplementa. EC1 – Ecdisterona baja dosis, entrena, se suplementa con 200mg. EC2 – Ecdisterona alta dosis, entrena, se suplementa con 800mg. CON – Control, no entrena, se suplementa con 200mg.

En este caso, la suplementación con Ecdisterona resultó en un aumento significativo, del peso corporal tanto en la dosis baja como en la dosis alta frente al control; y aunque no significativo, resultó en un mayor incremento del peso corporal frente al grupo placebo.

Igualmente, resultó en un aumento significativamente mayor que el grupo placebo de la masa muscular.

Cambios en la composición corporal

Figura VII. Cambios en la composición corporal de los diferentes grupos sometidos a entrenamiento y/o suplementación. A la izquierda peso corporal, a la derecha masa muscular. (Issenmann et al., 2019)

Ecdisterona y Rendimiento Deportivo

De igual modo, el rendimiento en sentadilla aumentó más en los grupos que consumieron Ecdisterona, dosis-dependiente, aunque con una dependencia no lineal, es decir, la Ecdisterona pierde eficiencia a dosis altas.

Y aumentaron significativamente más el rendimiento en press banca que el grupo placebo.

Cambios en la RM de Sentadilla y Press Banca

Figura VIII. Cambios en el rendimiento de los diferentes grupos sometidos a entrenamiento y/o suplementación. A la izquierda 1RM sentadilla, a la derecha 1RM press banca. (Issenmann et al., 2019)

Respecto a los cambios hormonales, no hay ninguno que pueda ser achacado al consumo de Ecdisterona, por la variabilidad que presenta entre grupos intervención (Ec1 y Ec2), únicamente pudiendo hipotetizar que la Ecdisterona puede tener potencial para atenuar los efectos (agudos) negativos que tiene el entrenamiento de fuerza intenso sobre las concentraciones de IGF-1.

Cambios en el IGF-1

Figura IX. Cambios en las concentraciones de IGF-1 de los diferentes grupos sometidos a entrenamiento y/o suplementación. (Issenmann et al., 2019)

Por lo que los aumentos del rendimiento deportivo pueden ser debidos a riesgo de sesgo en este estudio, o a los mecanismos potencialmente dilucidados en los ensayos In Vitro.

Suplementos de Beta-ecdysterona

Es importante resaltar el poco control al que están siendo sometidos los suplementos comercializados de Ecdisterona

Los autores explicaron que la cuantificación de Ecdisterona real por cápsula tras sus análisis en laboratorio reveló una cantidad de 6mg por cápsula; algo que es considerablemente menor a los 100mg que se anunciaban en el producto. Por lo que el grupo de Ec1 estaba consumiendo 12mg./día; y el Ec2 48mg/día realmente.

Beta-ecdysterona dosis

La posología de la sustancia debe limitarse a 0.15-0.6mg/kg/día

Ya que es interesante comprobar que el estudio de Parr et al. (2014) muestra que cualquier agonista selectivo de ERb pierde esa afinidad cuando es consumido en altas cantidades, haciendo que se una a ERa de forma indiscriminada.

Beta Ecdysterone efectos secundarios

Si llegarais a sufrir ginecomastia o síntomas somáticos de un exceso de estrógenos, es posible que se deba a que estáis consumiendo una dosis superior a la establecida que hace que la Ecdisterona se ligue a los receptores del tejido mamario, por ejemplo; o a una contaminación del producto con otras substancias que sí pueden causar esos efectos, ya me entendéis…

Conclusiones

No sabemos si la Ecdisterona es realmente una substancia que represente una gran ventaja a nivel deportivo frente a no consumirla

Los estudios que reportan grandes beneficios están siendo subvencionados por la WADA que posee intereses para banearla (aunque sea de forma preventiva) a fin de evitar irregularidades competitivas; un estudio independiente concluyó que la Ecdisterona no posee efectos sobre ningún parámetro sensible de influir en el rendimiento deportivo.

También puede deberse a que el producto que compraron no poseía nada de principio activo, ya que no hay reportes de análisis del contenido de las cápsulas.

La Ecdisterona es una sustancia que posee un mecanismo de acción muy interesante en modelos animales, con efectos significativos sobre la composición corporal y el rendimiento deportivo en modelos animales; pero que posee una fuerte evidencia mixta en humanos

Fuentes Bibliográficas

  1. Gorelick-Feldman, J., Cohick, W., & Raskin, I. (2010). Ecdysteroids elicit a rapid Ca2+ flux leading to Akt activation and increased protein synthesis in skeletal muscle cells. Steroids, 75(10), 632–637.
  2. Isenmann, E., Ambrosio, G., Joseph, J. F., Mazzarino, M., de la Torre, X., Zimmer, P., … Parr, M. K. (2019). Ecdysteroids as non-conventional anabolic agent: performance enhancement by ecdysterone supplementation in humans. Archives of Toxicology, 93(7), 1807–1816.
  3. Parr, M. K., Botrè, F., Naß, A., Hengevoss, J., Diel, P., & Wolber, G. (2015). Ecdysteroids: A novel class of anabolic agents? Biology of Sport, 32(2), 169–173.
  4. Parr, M. K., Zhao, P., Haupt, O., Ngueu, S. T., Hengevoss, J., Fritzemeier, K. H., … Diel, P. (2014). Estrogen receptor beta is involved in skeletal muscle hypertrophy induced by the phytoecdysteroid ecdysterone. Molecular Nutrition & Food Research, 58(9), 1861–1872.
  5. Wilborn, C. D., Taylor, L. W., Campbell, B. I., Kerksick, C., Rasmussen, C. J., Greenwood, M., & Kreider, R. B. (2006). Effects of Methoxyisoflavone, Ecdysterone, and Sulfo-Polysaccharide Supplementation on Training Adaptations in Resistance-Trained Males. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 3(2), 19.

Enlaces Relacionados con la temática:

Valoración Beta-Ecdysterona

Suplementos - 100%

Anabólico - 100%

Legal - 100%

Dosis recomendada - 100%

100%

Evaluación HSN: 5 /5
Content Protection by DMCA.com
Sobre Alfredo Valdés
Alfredo Valdés
Especialista en entrenamiento en fisiopatología metabólica y en los efectos biomoleculares de la alimentación y el ejercicio físico, te introducirá con sus artículos en el complejo mundo de la nutrición deportiva y clínica, de forma sencilla y desde una perspectiva crítica.
Te puede interesar
Suplementos para Pruebas Físicas Oposiciones
Suplementos Deportivos Oposiciones: ¡Consigue tu Plaza!

Te presentamos los suplementos deportivos para pruebas fisicas oposiciones más efectivos que te ayudarán a …

8 comentarios
  1. Muy interesante! Gracias

  2. Quiero incluirlo en mi suplementación, pero ¿podré tomar esta esdysterona si tomo tribulus?

  3. Pedro GARCIA

    Acabo de hacer un pedido a la web de BETA ECDYX – AMIX – 90 caps, además de proteína de suero como siempre de bull sport y un ZMA de USN, entiendo que ahora más que nunca es importante consumir una buena cantidad de proteína e incluso a la hora de tomar la dosis de BETA ECDYX, hacerlo junto a un batido de proteína ya que la función básica de este suplemento es hacer que tu organismo pueda absorber más cantidad, ¿no? ¿tenéis ya alguna experiencia con este suplemento? ¿merece la pena? Gracias por vuestra atención, un saludo.

    • Hola, la proteína deberás incorporarla diariamente, a partir de varias fuentes, tanto batidos como comida sólida. El Beta Ecdyx mejorará el entorno anabólico para promover el crecimiento muscular, y ello unido a tu entrenamiento y descanso, puedes obtener resultados notables.

  4. salvador DONJUAN Ramírez

    Son muy interesantes los consejos y todo lo que se habla aquí. Con ustedes y esta página, mil gracias por sus orientaciones y la manera de ayudarnos a mejorar.
    Una alimentación correcta y una buena rutina de ejercicios, para mi en lo personal me fascina. El ejercicio apenas comienzo y no sabía cómo hacer que la masa de mis músculos crezca.

  5. Muy buen aporte, pero la dosis está infradosificada. Tenemos que tener en cuenta que nuestro cuerpo no absorberá el 100%, ni tan siquiera llegará a un porcentaje de absorción destacable, por lo cual yo duplicaría o incluso triplicaría la dosis.

    Un saludo

  6. Un excelente espacio María, Muchas gracias por tus aportes!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *