Reflexión sobre la dieta y el entreno

Reflexión sobre la dieta y el entreno

En esta nueva entrada al blog pretendo dejar una reflexión sobre la dieta y el entreno según mi experiencia

Voy a realizar una descripción, según mi modo de ver y que muchas personas, de forma general, encuentra a la hora de perder peso, y es el hecho de por qué fallan las dietas. Espero que la explicación la encontréis amena!

Déjame cuidarme

Cuando alguien dice que está a dieta automáticamente le sugiere a otra persona dos sensaciones contrapuestas:

  • Una de reconocimiento por emprender esta “dura batalla» y,
  • Por otro lado a la vez surge una sensación de “pseudoenvidia” por no poseer ese espíritu de sacrificio.

Y es la realidad. Muchas veces os habréis topado con la necesidad de tener que sacar un “tupper” o simplemente un saludable bocadillo de pollo y en ese momento todas las miradas te acechan.

Comentarios necios saltan a la palestra: “…mira otro con la dieta…”, “…este sólo come arroz y pollo…”

Desgraciadamente en mi caso he sufrido en mis carnes esta situación, cuando no tengo necesidad de recibir este trato.

Pues sí, es lo que hay. Pero lo más triste es que, quienes te critican, realmente en su interior les gustaría poder tener la capacidad de mantener estos hábitos saludables.

Según los cánones establecidos en esta nuestra sociedad, lo que está bien visto es alguien con «el cigarro en la boca y botellín o copa en la mano, y luciendo una singular a la vez que sobresaliente curvatura en la zona media»

«No hagas» dieta

Yo tras muchos años de entreno y dieta, aunque yo no lo llamo de esta manera, simplemente me gusta referirme como cumplir con unos hábitos alimenticios, los cuales me van a reportar beneficios, tanto a nivel de recuperación física como reflejados en la estética y composición corporal.

Nos hará sentirnos bien con nosotros mismos a la par que orgullosos

Pues en este contexto, podríamos eliminar todo aquello que tenga connotación de estricto, puesto que la misma palabra dieta lo lleva implícito, y de esta manera referirnos como ¡nuestro plan!

Comer Bien

Seguro que enfocando el asunto de este modo, todo será mucho más llevadero y, sobre todo, evitar abandonar

Entrena y disfruta

Pues esto es extrapolable perfectamente al ámbito del entreno.

Nunca debemos entender ambos conceptos, dieta y entreno, como algo necesario y establecido a la fuerza.

Porque ahí precisamente comienza el fin

Deporte y Diversion

No obstante, es preciso mantener una dedicación, porque tampoco se trata de hacer la ley del mínimo esfuerzo. Habrá que establecer un compromiso

Traza tu plan

Entonces podemos trazar un plan. Lo mantendremos siempre que podamos. Pero si, alguna vez, nos vemos “obligados” a desviarnos mínima y puntualmente, ¡don´t worry!

Todo no será estar constantemente trabajando y ejercitándonos. Son necesarios momentos de desinhibición, entendidos todos ellos como acudir a una fiesta, celebración, tomarse algo con los amigos,…, disfrutar del momento.

Plan Habitos Saludables

Sea el deporte que realices, no lo dejes, mantén estos hábitos saludables que a la larga nos reportarán muchos beneficios

Desconecta, te lo mereces

En mi caso, durante la semana mantengo dichos hábitos. Pero cuando llega el fin de semana, si apetece, que siempre será que sí, pues a modo de homenaje y/o premio al esfuerzo realizado, tomo algunas cervezas con mis amigos y familia, realizo alguna comida fuera de lo normal, algunas veces “homemade” y otras en alguna pizzería.

Busca mantenerte magro

El cuerpo humano es una máquina perfecta de auto-regulación (homeostasis).

Dispone de complejos sistemas para mantener dentro de un rango nuestro peso y nivel de grasa.

Y es, precisamente, a través de este último lo que hay que tener en consideración

Pues «gracias» a nuestras fatty cells, las cuales segregan una hormona llamada leptina, que es la encargada de mandar un señal a nuestro cerebro y, en concreto, a la zona del hipotálamo donde quedarán registradas las pautas a realizar

La grasa regula hormonalmente

En función de nuestro nivel de grasa, el cuerpo tiene a dos acciones antagonistas: A menor nivel de grasa, lo que en la jerga anglosajona-pesistica se denomina: «…when you become lean…»

Con menor cantidad de grasa, la actividad de esta hormona es inferior. Se mandará menor información al cerebro…

Bajo Porcentaje de Grasa

Y el metabolismo… ¿qué?

Nuestro cuerpo como tiende a regularse, cual aire acondicionado en verano, provoca un descenso de la actividad tiroidea, por ende, nuestro metabolismo se vuelve más lento, y entra en juego otra hormona, la ghrelina, dando como producto o resultado la estimulación del neuropeptido Y (NPY) y finalmente dándonos la sensación de hambruna.

El caso contrario, es decir, un sujeto con predominante composición grasa, estimulará más la producción de leptina, enfatizando al cerebro a disponer de una actividad más acelerada, y dando a conocer que de momento «estamos servidos».

Es decir, no se generarán los incrementos de ghrelina, y derivando en la subsecuente sensación de hambre

Todo esta implicación hormonal se encuentra actualmente siendo estudiada de cara a próximos remedios contra obesidad. Ahí lo dejo 😉

Nuestros ancestros

Ahora realicemos un regreso al pasado, un poco lejano, y pensemos en los hombres de las cavernas. Y cómo debería de afectarles todo esto. La naturaleza es sabía. Si se secretan hormonas y demás cosas será por algo, no?

Pues bien, en este punto si nuestro cavernícola, por el hecho de no haber comido (debido a que en su entorno ya los dinos escaseaban, jeje) pues presentaría un perfil más bien tirando a kenianata de competición. Muy bajo de grasa.

Por tanto, la secreción hormonal se vería disminuida, y por tanto el cuerpo le pediría alimento, y en ello que se dispondría a cazar como loco para buscar algo que llevarse a la boca.

El cuerpo tenderá a incrementar los depósitos grasos «por si acaso» (el invierno es largo), y no vaya a ser que no podamos comer en cierto tiempo. Peeeero a su vez tambieén piensa:

…como haga engordar a este tío, a ver cómo se las apañará para salir corriendo del león de turno…

Hoy en día

Volvamos al presente Doc.

Si antaño estar con tripa era algo vital para la supervivencia, ¿por qué hoy en día se considera el principal problema relacionado con diabetes y demás enfermedades asociadas?

Malos hábitos

Ojo! que tu cuerpo se puede hacer resitente a la insulina y leptina. Mal asunto entonces. Pero ya podemos intuir cuáles son los factores determinantes, ¿o no?

Vida sedentaria, nada de deporte, alcohol, tabaquismo, comer porquerías, ultraprocesados, …una lista sin fin vamos.

A pesar de la abundancia de grasa tu hipotálamo no recibe la señal correspondiente, no tiene cobertura, digooo… que se ha vuelto con cierta resistencia a la orden de disminuir la hambruna

Razones por qué la gente no hace dieta

Vale, todo esto está muy bien, pero el tema en cuestión es por qué pueden fallar las dietas. Para esto, la respuesta es que, en primer lugar, dieta como tal es «algo inventado» por la sociedad moderna.

El punto a tratar sería establecer unas pautas que me aseguren mantenerme bajo de grasa y a la vez saludable, mediante hábitos que generen adherencia

No que a las primeras de cambio mande todo a…

Si el hombre pre-histórico presentaba perfil de baja grasa corporal era sencillamente por «obligación». El pobre hombre no disponía de sitios de esos que abren las 24h y puedes acudir con tu coche… no era lo típico por aquellos lares

Mantenerse activo

Pero no obstante, los mecanismos hormonales siguen estando vigentes en nuestra genética. Por ende, si hoy en día disponemos de todas las comodidades para adquirir un «snack» en cada esquina, deberemos ser nosotros mismos los que nos sometamos a una cierta restricción calórica, mediante dos factores clave:

  • Actividad deportiva y
  • Cuidando la alimentación (no he dicho dieta…)

Ahora bien, también es cierto que no se puede llevar esto hasta el infinito, me explico. El hombre ancestral, si está sometido a una restricción calórica, es por ser obligada, pasando hambre.

Ahora si le vas y preguntas si quiere darse una carrerita, pues como que prefiere reservar dicha energía, para usarla para….vivir!

Snacks «sanos»

Nosotros no llegamos a eso, al revés buscamos el medio de quemar más calorías.

Pero el punto negativo de esta restricción severa y ejercicio prolongado, es que nuestro cuerpo reacciona disminuyendo importantes hormonas, tales como la testosterona, incrementando el cortisol…

Para completar el círculo, en este estado también estarán un poco revoltosas las hormonas ghrelina y NPY. Éstas nos producen sensación de hambre y, encima, antojos de dulces…

Esto para nuestro amigo cavernícola tampoco le supondría ningún problema. Lo más dulce serían algunos frutos silvestres, si los encontrasen…

En nuestro caso, existen unas maquinitas a las que se le echan moneditas y te van soltando barritas, chocolatinas… Todo lo tenemos al alcance de la mano

Snacks No Saludables

Evitar restricciones severas

Para evitar todas estas contraindicaciones, debemos establecer el plan con inteligencia.

No someter el cuerpo a estresantes sesiones de cardio sin fin, rutinas de alto volumen sin sentido, comer como un pajarito,… vamos cosas sin sentido, que si bien puede hacer que perdamos peso rápidamente, también repercute en ganarlo de manera asombrosa y fugaz.

Objetivo: mantener para siempre buenos hábitos

No queramos hacer del «remedio»(practicar deporte / dieta o hábitos alimentarios) peor que la «enfermedad»(cuerpo que quiere perder grasa).

Alejaros de la comida basura, malos hábitos, no hacer deporte…

Esos son los factores que marcan luego a la hora de echar la culpa a alguien/ente. Pues vosotros mismos tendréis algo que ver en el asunto, por no haber sido «buenos», y vengáis luego a echar pestes a vuestro preparador, a mi… Por eso luego no «funcionan» las dietas…

Habitos Sanos

Consejos

Tomar los siguientes como guía de referencia y a modo general (siempre será preciso individualizar) como punto de partida:

  • Realizar deporte de forma periódica: en torno a 1 hora al día, y aquel que más os llene
  • Alternar distintas intensidades: no centrarse exclusivamente en sprint o todo lo contrario (paseos…)
  • Dieta acorde al desgaste: con una ligera reducción calórica
  • Realizar algún refeed semanal: nada planificado, sólo si apetece, pero procurar no convertirlo en una excusa para «vía libre»

¡La búsqueda de los hábitos saludables y sostenibles!

Entradas Relacionadas

Content Protection by DMCA.com
Sobre Javier Colomer
Javier Colomer
Bajo el lema “Knowledge Makes Stronger” Javier Colomer expone su más clara declaración de intenciones para exponer sus conocimientos y experiencia dentro del panorama Fitness. Su sistema de entrenamiento BPT así lo avala.
Te puede interesar
Harinas Low Carb
Harinas Bajas en Carbohidratos: Todo lo que debes Saber

Las dietas bajas en carbohidratos y cetogénicas siguen estando en lo más alto de la …

4 comentarios
  1. Ya ves estamos cerca jeje

    venga un saludo!

  2. Javi te he buscado en facebook y para mi sorpresa eres de rota? no me lo esperaba, yo soy de San Fernando.
    Un saludo y estaremos atentos a tus nuevos post.

  3. pues es lo que hay José Javier, tristemente es la realidad donde vivimos,

    a mi cuando eso me ocurre sólo pienso en que yo si tengo esas ganas de hacer lo que quiero, lo hago porque quiero y puedo, lo que digan el resto ya está demás,

    tu guíate sólo por comentarios de quienes te quieren y aprecian, y al resto oídos sordos, pese a que cuesta bastante

    un saludo socio!

  4. Totalmente de acuerdo, estoy harto de oír tonterías de esos típicos de cigarro y cerveza por tener hábitos totalmente opuestos y lo peor es cuando te empiezan a atacar se hacen una piña y te critican como que es raro que no se puede vivir siendo tan estricto y lo que nunca entenderán es que yo no necesito depender de malos vicios como son el tabaco el alcohol o la comida basura que me ofrecen cualquier golosina y no la rechazo por obligación si no porque no siento tan siquiera la necesidad de cogerla cosa que ellos lo tienen casi como una droga porque no son capaces de vivir sin ello y encima se creen mejores son muchas las discusiones que he tenido ya y si que cansan porque vale que no lo entiendan o no lo compartan pero el mal rollo se palpa cuando tampoco lo respetan y te tachan de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *