Ansiedad por Comer: Causas y Cómo Combatirla

Ansiedad por Comer: Causas y Cómo Combatirla

¿Por qué muchas personas sienten tranquilidad cuando ingieren comida? ¿Llegas a casa y rebuscas en los armarios para picar algo? Si te preguntas qué hay detrás de la ansiedad y cómo acabar con este comportamiento, sigue leyendo este artículo que hemos preparado para tí.

Causas de la Ansiedad por Comer

La necesidad e impulso de ingerir cualquier tipo de alimento que se encuentre frente a una persona, sin pensar en las consecuencias ni en el valor nutricional, es a lo que se le puede llamar ansiedad por comer.

Está relacionado en la mayoría de las ocasiones con la depresión, la angustia y hasta el aburrimiento, pudiendo llegar a desembocar en el desarrollo de algún trastorno alimenticio de gravedad, como la bulimia.

Emocionales

1. No querer gestionar sentimientos y situaciones

La represión de ciertas ocasiones o emociones tildadas de negativas, como el dolor o el estrés, se considera la principal razón emocional por la cual, una persona opta por comer excesivamente.

Suele ser producto del rechazo a sentirlas y la búsqueda de evadirlas.

2. Comida como única fuente de placer

Encontrar placer únicamente en la comida, usualmente en los dulces, puede ser una de las principales causas de la ansiedad frente a la comida.

Esta se considera una de las más preocupantes, ya que, produce culpabilidad ante la subida de peso, tendiendo a señalar a la comida como un enemigo y facilitando el desarrollo de otros trastornos alimenticios.

3. Utilizar la comida como castigo o premio

El utilizar la comida tanto como penitencia, como remuneración, tiende a provocar aislamiento y confusión en la persona.

Por un lado, la comida puede pasar a ser considerada como la única fuente de bienestar y por otro, su ingesta excesiva como escarmiento, generando la subida de peso.

Hormonales

4. Niveles insuficientes de Leptina

La Leptina, se trata de una hormona secretada por las células liposas, que tiene entre sus funciones principales regular la cantidad de alimento que se ingiere.

Es la encargada de enviar señales al cerebro con el fin de indicar saciedad después de la comida, por lo que, se encarga de limitar la cantidad de alimentos consumidos.

Ansiedad por comer por nivel de leptina

Además, inhibe las hormonas encargadas de indicar el apetito e incrementar el gasto metabólico, lo que significa, que tiene un papel fundamental en la regularización del metabolismo.

Cuando esta hormona se presenta en niveles reducidos, el organismo se presenta hambriento con regularidad y gasta menos energía entre otras cosas.

5. Aumento de los niveles de Ghrelina

Como un estimulante de apetito y facilitador para la acumulación de grasas el cuerpo, la Ghrelina se considera igual de relevante que su antepuesta, la Leptina.

La Ghrelina se produce dentro del estómago, únicamente cuando este se encuentra vacío, buscando enviarle una señal al cerebro que indique la necesidad de alimentarse.

El recorrido que hace la hormona, es el mismo que cumplen el resto: Iniciando en el torrente sanguíneo e ignorando los obstáculos hemato-encefálicos existentes, para alcanzar al hipotálamo y hacer llegar el mensaje.

Cuando existen altos niveles de Ghrelina, una persona se mantiene hambrienta a pesar de haber comido con anterioridad, por lo que, al contrario de como ocurre con la Leptina, a la hora de bajar peso, se desea que existan niveles bajos.

6. Altos niveles de Cortisol

El Cortisol es conocida como la hormona del estrés, secretada únicamente cuando la persona se encuentra atravesando situaciones de este tipo.

Cuando es producida, hace que el cuerpo aumente los niveles de glucosa, lo que le ofrece energía al organismo, mientras, bloquea la insulina para que esta y las grasas se almacenen en el cuerpo.

Ansiedad por comer y niveles de cortisol

Además, también contribuye al aumento de la cantidad de latidos por minuto, bombeando la sangre más rápido por los vasos sanguíneos.

Un elevado nivel de Cortisol, tiende a provocar un aumento del apetito, producto del estrés, lo que conlleva a la ingesta excesiva de comida; la imposibilidad de saber cómo manejar las emociones también afecta el cuadro.

Teniendo en cuenta todo lo visto hasta el momento, veamos:

Técnicas y soluciones para evitar la ansiedad por comer

1.- Consultar con un especialista

Para poder identificar y conocer cuál es el origen del problema; ya sea, un psicólogo, un nutricionista o un endocrino.

2.- Establecer patrones de alimentación

Como horas específicas para comer, teniendo cuidado de no saltarse ninguna.

Establecer patrones de alimentación

Ya que, que el cuerpo se va acostumbrando a la rutina, lo que favorece a que tanto la Ghrelina como la Leptina se produzcan de una manera regular.

3.- La alimentación debe ser equilibrada y acorde a las necesidades del organismo

Es decir, dependerá principalmente de la cantidad de ejercicio que se realiza en el día a día y la cantidad de nutrientes que se necesiten.

4.- Hacer ejercicio contribuye a la reducción de los niveles de Cortisol

Al igual que el dormir al menos 7 horas a día. El descanso no solamente afecta la hormona del estrés, sino también la Leptina.

5.- Tener snacks o meriendas sanas para los momentos de ansiedad

De esta manera, el subir de peso no será parte del problema.

Snack saludable para evitar ansiedad por comer

Un ejemplo perfectos son las nueces, al ser ricas en vitaminas y fibras; ciertos encurtidos también se consideran ideales para controlar la ansiedad, debido a que contribuyen a la saciedad.

6.- Consumir agua antes de cada comida

Dado que ayuda a reducir la ansiedad y hasta el apetito debido a que produce satisfacción.

7.- Practicar hobbies que entretengan la mente

Asi podremos mantener ocupada cuando la ansiedad está en sus peores momentos.

Se considera que la lectura, la pintura y la escritura son especialmente positivas para controlar episodios ansiosos.

8.- Opta por subir los niveles de serotonina

Esto es recomendable, debido a que cuando esta se encuentra baja, el estrés y la irritabilidad se presentan con mayor facilidad.

Para ello, realizar actividades que sean disfrutadas y comer alimentos como la piña o la espinaca, ayudan a aumentar sus niveles en el organismo.

9.- Apoyarse en complementos alimenticios

Puedes probar otras alternativas saludables.

Los suplementos para la ansiedad son una buena opción para relajar tu sistema nervioso, siempre que se acompañe de una dieta equilibrada y ejercicio físico.

10.- Reducir el consumo de azúcar y cualquier tipo de alimento que posea altos niveles de cafeína

Para ello, se recomienda utilizar stevia como endulzante y tomar té o zumos naturales ricos en vitaminas y minerales.

Fuentes Bibliográficas

  1. “Comer sin ansiedad” Robb Wolf, Editorial: Libros cúpula
  2. “Adiós, ansiedad” David, D, Burns
  3. “A dieta sin ansiedad” Luis Carmona Martínez
  4. “Como dejar de comer compulsivamente” Robert Sánchez
  5. Ansiedad por comer: origen características y como vencerla
  6. Combate la ansiedad y controla tu apetito
  7. ¿Cómo combatir los excesos y la ansiedad frente a la comida?
  8. Leptina y Ghrelina, ¿las hormonas del hambre?
  9. Betabloqueantes: ¿cómo afectan el ejercicio?
  10. La acción de la hormona ghrelina aumenta el apetito y favorece la acumulación de grasa abdominal

Entradas Relacionadas

Valoración Ansiedad por Comer

Causas - 100%

Recomendaciones - 100%

Especialista - 100%

Patrones de alimentación - 100%

100%

Evaluación HSN: Sin Puntuación Todavía !
Content Protection by DMCA.com
Sobre María José García
María José García
María José está unida al deporte desde niña cuando se adentra e incluso compite en varias disciplinas deportivas, como el patinaje, natación o gimnasia.
Te puede interesar
Qué es el hambre emocional
Hambre Emocional: Cómo identificarla y gestionarla

El acto de comer debe ser controlado conscientemente para responder a una necesidad fisiológica, y …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.