Suplementos para el Resfriado: ¿Cuáles hay que tomar?

Suplementos para el Resfriado: ¿Cuáles hay que tomar?

Suplementos para el resfriado, ideales para épocas de cambio climatológico cuando es preciso aumentar nuestras defensas…

Causas del resfriado

El resfriado es una afección que afecta principalmente al sistema respiratorio, aunque también impacta negativamente sobre otras estructuras como los ojos, la nariz o los músculos.

Sus síntomas más destacables son:

  • Rinitis y Rinorrea.
  • Cefaleas.
  • Tos.
  • Disnea.
  • Estornudos.
  • Faringitis que cursa con dolor.
  • Gastroenteritis.
  • Mialgia.
  • Fatiga y debilidad.

Síntomas del resfriado

El resfriado es una infección vírica, causada principalmente por los virus de tres familias:

  • Rinovirus.
  • Coronavirus.
  • Adenovirus.
Siendo el rinovirus el más común de todos ellos, que constituye hasta el 50% de las infecciones de este cuadro sintomatológico.

¿Qué vitaminas son buenas para el resfriado?

Las vitaminas son nutrientes esenciales, y una deficiencia de ellas puede afectar negativamente al funcionamiento del sistema inmunitario que actúa de barrera contra los patógenos que pueden causarnos un resfriado.

Las vitaminas vinculadas más directamente a la función del sistema inmune y cuya ingesta en cantidades suficientes es imprescindible son:
  • La vitamina C.
  • La vitamina D.
  • La vitamina A.
  • La vitamina B6.
  • La vitamina B12.
  • La vitamina B9.

Vitamina C

La vitamina C es un nutriente indispensable capaz de influir sobre la actividad del sistema inmune tanto innato como adaptativo.

Pudiendo restaurar condiciones como: contaminaciones por tóxicos, restablecimiento del sistema inmune tras ejercicio físico extenuante, mejora de la salud inmunológica de las personas mayores, etc.

Simplemente manteniendo un correcto status de vitamina C en el organismo.

Efectos de la vitamina C

Efectos de la vitamina C en el organismo.

La mayoría de los ensayos demuestran que el empleo de vitamina C a dosis entorno a 300-500mg diarios son capaces de mejorar la funcionalidad del sistema inmunológico en personas con algún grado de compromiso inmune (como los deportistas o las personas mayores).

View this post on Instagram

¡OJO! . se desconocen los mecanismos biológicos mediante los cuales la vitamina C puede producir este efecto, al margen del fuertemente establecido papel de esta vitamina como donor de electrones y cofactor enzimático que mantiene el correcto funcionamiento del sistema inmune . Los efectos se observan en deportistas o personas sometidas a altas cargas agudas de un agente desencadenante de estés físico . No sabemos si es una profilaxis real frente a infecciones respiratorias o al propio efecto del ejercicio físico sobre la constricción bronquial transitoria por aumento de las demandas ventilatorias. . "Este efecto positivo se alcanza mediante el consumo de 200mg de Vitamina C además de las recomendaciones diarias establecidas" (EFSA, 2010) (280mg totales diarios) . 💣 CÓDIGO HSN: ALFREDOVALDESHSN

A post shared by ValPersonal Trainer (@valpersonaltr) on

Dosis de hasta 1 gramo parecen tener cierta influencia, no tanto en el riesgo de contraer una infección, sino en la duración y la severidad de los síntomas una vez contraída.

Vitamina E

La vitamina E es una vitamina liposoluble, que actúa como el principal antioxidante reductor, capaz de hacer frente a las especies reactivas de oxígeno, del organismo.

Su función sobre el sistema inmune y, por tanto, la protección frente a los resfriados es mayormente indirecta.

Esto es haciendo frente al estrés metabólico producido por periodos de alta exposición a estrés (como puede ser el caso de un deportista en precompetición, donde más prevalencia hay de desarrollo de enfermedades leves).

Efectos de la vitamina E

Efectos de la Vitamina E sobre la regulación de la actividad celular del sistema inmune.

La vitamina E además, es capaz de actuar sobre determinadas células del sistema inmunológico:

  • Disminuye la inflamación regulando a la baja la expresión de prostaglandinas y la actividad de la ciclooxigenasa.
  • Aumenta la proliferación de células T y sus precursores, mejorando el balance Th2/Th1.
  • Aumenta la respuesta de los linfocitos B, parte del sistema inmune humoral.
  • Aumentan la actividad de los Natural Killers, nuestra primera línea de defensa interna frente a los patógenos.

Vitamina A

La vitamina A es capaz de estimular la proliferación de células T-linfoides, e inhibir la proliferación de células B y sus precursores.

La respuesta linfocítica a mitógenos es altamente dependiente de retinoides; además el ácido retinoico afecta al equilibrio de células T colaboradoras (T-helper) a favor de Th2 frente a Th1.

Indirectamente la vitamina A contribuye al mantenimiento de las mucosas, incluida la piel, los pulmones y el intestino, principales puntos de acceso de infecciones, actuando como una barrera.

Suplementos

El status inmunológico mediado por anticuerpos de niños con deficiencias graves de Vitamina A se ve claramente afectado, y el restablecimiento de unos niveles saludables mediante la suplementación alimenticia restablece la actividad normal del sistema inmunitario.

Vitamina D

La vitamina D juega un papel regulador esencial en el funcionamiento del sistema inmune.

El receptor de vitamina D se expresa por todo el organismo, incluidas en las células periféricas mononucleares, y en las Th1 y Th2.

Un status adecuado de vitamina D (1,25OH2D) suprime la presentación de antígenos por las células dentríticas, la proliferación y producción de inmunoglobulina, la respuesta inflamatoria de las células Th1, y retarda la diferenciación de precursores de células B.

Efectos de la vitamina D

Efectos de la Vitamina D sobre la inflamación y la respuesta inmunológica ante un patógeno.

La vitamina D es esencial en la regulación de la actividad inflamatoria mediada por infección por patógenos, y en la respuesta inmune del organismo ante la exposición a estos antígenos.

Otros suplementos contra el resfriado

Zinc

El Zinc es un nutriente esencial para el mantenimiento de muchas funciones del sistema inmunológico.

La deficiencia de Zinc se asocia a linfocitopenia (pérdida de densidad de linfocitos, parte de la serie blanca de la sangre), atrofia deltimo, pérdida de la actividad de la timulina, depleción de células B y precursores de células T, etc.

Lozenges

“Lozenges” o caramelos de chupar.

El zinc en formato “Lozenges” o pastillas para chupar, se ha asociado de forma aislada a la prevención de las enfermedades respiratorias.

Sin embargo, esto no ha sido replicado y por ahora no es posible establecer una causa-efecto clara entre el consumo de zinc en este formato y algún grado de superioridad sobre los propios efectos positivos del restablecimiento de su status en personas con deficiencia.

La deficiencia de Zinc hace más susceptible a los sujetos a contraer infecciones.

Echinacea

La Equinácea es una planta de la familia Asteraceae y se emplea como inmunoestimulante en la medicina fitoterápica tradicional.

In vitro la Equinácea ha demostrado modular la expresión Nf-Kb y subsecuente TNF-a, regular la proliferación IL-6 e IL-8, hacer frente a la inflamación vía LPS y CB2; potencialmente gracias a la acción de sus alquilamidas, aunque tanto el mecanismo de acción como el mayor responsable de los efectos fisiológicos del extracto de esta planta aún no han sido determinados.

Efectos de la Echinacea

Mecanismos de acción biomoleculares de las alquilamidas de la equinácea.

En humanos parece disminuir la prevalencia de infección y enfermedades del tracto respiratorio superior, así como la magnitud de los síntomas.

Echinacea

Aun así, estos efectos no son consistentes y la mayoría de la investigación se basa en ensayos pre-clínicos.

Por tanto, no se puede establecer una causa-efecto en humanos entre el consumo de equinácea y cualquier efecto positivo sobre el resfriado.

Glutamina

La glutamina es un aminoácido condicionalmente esencial, que sirve de sustrato energético en el intestino y en las células inmunes, de ahí su vinculación al sistema.

En condiciones normales de alimentación suficiente, el organismo cubre los requerimientos de novo de Glutamina y su adición a la dieta no es necesaria.

Glutamina en el organismo

Flujo metabólico de la glutamina en el organismo.

Sin embargo, en casos donde el sistema inmune se ve comprometido como: tras el ejercicio físico extenuante o durante un cuadro de inmunosenescencia asociada al envejecimiento (es decir, en personas mayores), la glutamina se vuelve un nutriente esencial y su complementación es útil para la prevención y el enfrentamiento de infecciones, como las causantes de los resfriados.

Extracto de Ajo

El extracto de ajo contiene alicina y otros sulfóxidos (compuestos azufrados).

Estos, por mecanismos desconocidos, han sido asociados a una disminución de la proliferación microbiana in vitro y en modelos animales.

En humanos, al igual que la equináea, la evidencia es limitada y se basa en modelos mecanicistas de eficacia, por lo que aún no se puede establecer una causa-efecto entre el consumo de extracto de ajo y la prevención o la atenuación de los síntomas del resfriado.

Aun así el ajo, y su extracto tiene numerosos beneficios que cuentan con una evidencia bastante sólida en humanos, como: la mejora de marcadores hemodinámicos, la mejora del perfil lipídico, y, en general, la salud cardiovascular. Puedes descubrirlo aquí.

Otros consejos para combatir el resfriado

Los mejores consejos para combatir el resfriado son clásicos, pero efectivos:

  • Mantén una buena higiene del sueño (descansa suficiente y en suficiente calidad).
  • Maneja el estrés físico, psicológico y emocional.
  • Mantén una buena dieta, basada en alimentos completos y evitando las deficiencias nutricionales.
  • Realiza ejercicio físico habitual, de forma moderada.
  • Mantén una correcta higiene, tanto de ti mismo como de tu domicilio/lugar de trabajo.
  • Evita el contacto estrecho con personas resfriadas para reducir tu riesgo de infección.

Referencias bibliográficas

  1. Carr, A. C., & Maggini, S. (2017). Vitamin C and immune function. Nutrients, 9(11).
  2. Castell, L. M. (2002). Can glutamine modify the apparent immunodepression observed after prolonged, exhaustive exercise? Nutrition, 18(5), 371–375.
  3. Cruzat, V., Rogero, M. M., Keane, K. N., Curi, R., & Newsholme, P. (2018). Glutamine: Metabolism and immune function, supplementation and clinical translation. Nutrients, 10(11).
  4. Hemilä, H. (2017). Zinc lozenges and the common cold: a meta-analysis comparing zinc acetate and zinc gluconate, and the role of zinc dosage. JRSM Open, 8(5), 205427041769429.
  5. Huang, Z., Liu, Y., Qi, G., Brand, D., & Zheng, S. (2018). Role of Vitamin A in the Immune System. Journal of Clinical Medicine, 7(9), 258.
  6. Mora, J. R., Iwata, M., & Von Andrian, U. H. (2008). Vitamin effects on the immune system: Vitamins A and D take centre stage. Nature Reviews Immunology, 8(9), 685–698.
  7. Hemilä, H., & Chalker, E. (2013). Vitamin C for preventing and treating the common cold. Cochrane Database of Systematic Reviews, 2013(1).
  8. Singh, M., & Das, R. R. (2013). Zinc for the common cold. Cochrane Database of Systematic Reviews, 2013(6), CD001364.
  9. Maywald, M., Wessels, I., & Rink, L. (2017). Zinc signals and immunity. International Journal of Molecular Sciences, 18(10).
  10. Manayi, A., Vazirian, M., & Saeidnia, S. (2015). Echinacea purpurea: Pharmacology, phytochemistry and analysis methods. Pharmacognosy Reviews, 9(17), 63–72.
  11. Karsch-Völk, M., Barrett, B., Kiefer, D., Bauer, R., Ardjomand-Woelkart, K., & Linde, K. (2014). Echinacea for preventing and treating the common cold. Cochrane Database of Systematic Reviews, 2014(2), CD000530.

Entradas Relacionadas

  • Te contamos los Mejores Alimentos para el Sistema Inmune. Visita este enlace.
  • ¿Conoces los Beneficios de los Probióticos? Ir al post.
  • Si quieres conocer todo lo que puede aportar la Vitamina C para mejorar tu salud, haz click aquí.
Valoración Suplementos para el Resfriado

Cuáles son - 100%

Descripción - 100%

Síntomas del resfriado - 100%

Consejos - 100%

100%

Evaluación HSN: 5 /5
Content Protection by DMCA.com
Sobre Alfredo Valdés
Alfredo Valdés
Especialista en entrenamiento en fisiopatología metabólica y en los efectos biomoleculares de la alimentación y el ejercicio físico, te introducirá con sus artículos en el complejo mundo de la nutrición deportiva y clínica, de forma sencilla y desde una perspectiva crítica.
Te puede interesar
Suplementos para el Asma
Suplementos para el Asma

En este artículo tratamos los suplementos para el asma: ¿cuáles son y cómo actúan? Índice1. …

Un comentario
  1. Yo uso además, y son eficaces, otras infusiones, verduras y «sustancias».
    Por tratamientos antiguos, tengo una moderada inmunodepresión, por lo que he probado con cuidado casi todo, y las que más efecto me han dado son…

    -Propóleo (pura bomba: se usaba en la momificación y las abejas evitan así que animalillos atrapados se pudran).
    -Extracto de semilla de pomelo (varias veces más potente aún que el propóleo; por ejemplo: infecciones de uña del pie curadas en una sola dosis, literalmente «de la noche a la mañana»).
    -Manzanilla, por si acaso, y para subir las defensas; además, de él se saca el camazuleno (sustancia activa del Relenza, el primer antigripal curativo).
    -Anís, por si acaso (de él se saca el principio activo del Tamiflu, segundo antigripal curativo).
    -Tomillo.
    -Orégano.
    -Romero.
    -Salvia.
    -Jengibre.
    -Pared de levadura de cerveza (aumenta sobre todo la inmunidad celular).
    -Rábano (vitamina D, para la inmunidad celular, y sustancias bactericidas que eliminan los «polizones» de todo resfriado).
    -Varios lavados nasales al día para arrastre, y mejor si son de infusión filtrada de manzanilla.
    -Lavarse con agua lo más fría que se pueda aguantar.

    De estar como un mes resfriado, a penas tres días, «vaya si se nota» la diferencia. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *