Cuáles son y cómo saber Mi Tipo de Cuerpo

Cuáles son y cómo saber Mi Tipo de Cuerpo

¿Conoces los Tipos de Cuerpo? Ectomorfo, Mesomorfo y Endomorfo. Te explicamos las características de cada no y cómo realizar los pligues.

Es inevitable observar tendencias cuando caminamos por la calle, personas que tienen una composición corporal específica: Más anchos, o más largos, hay gente que directamente se percibe como atlética.

La cineantropometría es la ciencia que se encarga del estudio de las proporciones corporales, su determinación y sus asociaciones con otros componentes de la vida.

¡En este artículo analizaremos todo lo que necesitas saber sobre los tipos de cuerpo!

Cuántos tipos de cuerpo hay

Existen infinidad de cuerpos, tantos como te puedas imaginar, ya que la configuración específica de las mediciones antropométricas presenta infinitas combinaciones.

Cuando hablamos de “tipos de cuerpo” hacemos referencia a la tendencia antropométrica, lo que se conoce como “somatotipos”.

De nuevo, encontramos diferentes clasificaciones en función del autor o la escuela de referencia. En la mayoría de los casos se distinguen entre 2 y 4 tipos de cuerpo.

¿Cuáles son?

La escuela que prevalece en la actualidad es la Americana, que se establece como la referencia de entidades de reconocimiento internacional que certifican especialistas en cineantropometría, como ISAK.

ISAK

Figura I. Logotipo ISAK, entidad de referencia en la formación en cineantropometría.

La escuela americana emplea la clasificación de Sheldon, que categoriza 3 grupos de cuerpos:

  • Endomorfo: Personas con tendencia a engordar, mayor desarrollo en el eje transversal que longitudinal, y tendencia a la obesidad. Flácidos y con formas redondeadas.
  • Mesomorfo: Personas con tendencia a ganar masa muscular y enmagrecer fácilmente. Proporciones equilibradas, tonificadas y con buen desarrollo muscular.
  • Ectomorfo: Personas con tendencia a adelgazar, mayor desarrollo en el eje longitudinal que transversal. Magros, longilíneos y con un desarrollo de las extremidades en proporción al tronco por encima del estándar.

Ejemplos de tipos de cuerpo de futbolistas

Figura II. Ejemplo de 3 tipos de cuerpo claramente diferentes en el alto rendimiento en fútbol (ectomorfo-mesomorfo-endomorfo).

La determinación de los somatotipos puede ser empleada para orientar el futuro deportivo más prometedor de un adolescente o para perseguir la adecuación al estándar de alto rendimiento de una disciplina deportiva en concreto.

Somatocarta

Figura III. Posición en la somatocarta de la media de piragüistas de alto rendimiento de diferentes países de Sudamérica y Centroamérica. Todos se posicionan en una tendencia de predominancia mesomórfica.

¿Qué es el cuerpo endomorfo?

El cuerpo endomorfo es aquel que se caracteriza por presentar una gran cantidad de masa, usualmente tanto grasa como magra.

Es un somatotipo asociado a la forma “redondeada” del cuerpo, posicionando el centro de masas en la parte baja del tronco.

Ejemplo de luchador endomorfo

Figura IV. Luchador de Wrestling.

Son físicos asociados tradicionalmente a luchadores y deportistas de equipo que ocupan posiciones pesadas (pívot de baloncesto, pivote de balonmano, hooker en rugby, y similares).

  • Son sujetos que necesitan mantener un control dietético más estricto para no ganar peso rápidamente.
  • La práctica deportiva les ayuda a mantener una composición corporal saludable y atlética, ya que su principal dificultad es perder grasa.

Ejemplo de jugador de rugby endomorfo

Figura V. Hooker de Rugby.

Ectomorfo

El cuerpo ectomorfo es aquel que se caracteriza por presentar una escasa cantidad de masa, usualmente tanto grasa como magra, aunque destacan por ser especialmente carentes en esta última.

Es un somatotipo asociado a la forma “alargada” del cuerpo, con extremidades largas y poco desarrolladas transversalmente.

Atleta Ectomorfo

Figura VI. Saltadora de altura.

Son físicos asociados tradicionalmente a atletas de resistencia y disciplinas que requieren gran agilidad.

  • Son sujetos que usualmente se caracterizan por requerir cierta atención al control dietético para evitar pérdidas excesivas de masa, fruto del descuido.
  • Su principal dificultad es ganar masa muscular.

Calisténico Ectomorfo

Figura VII. Practicante de calistenia como disciplina deportiva.

Mesomorfo

El cuerpo mesomorfo es aquel que se caracteriza por presentar una cantidad equilibrada de masa muscular / masa grasa. Cantidades considerables del músculo y reducidas de grasa.

Es un somatotipo asociado a la forma “triangular” del cuerpo, con una composición muscular desarrollada, un cuerpo rocoso, “fibrado” y con apariencia deportiva.

Halterófilo Mesomorfo

Figura VIII. Halterófilo.

Son físicos asociados tradicionalmente a halterófilos, sprinters y deportistas de potencia.

  • Son sujetos que sin gran control dietético mantienen una composición corporal agraciada.
  • Con un control preciso de la alimentación y el entrenamiento progresan rápidamente y desarrollan sus capacidades físicas con facilidad.

Crossfiter Mesomorfo

Figura IX. Practicante de CrossFit®.

Qué tipo de cuerpo tengo

Quiero destacar, antes de nada, que los somatotipos comprendidos como acaban de ser explicados son un reduccionismo altamente impreciso.

La distribución del somatotipo es triaxial, es decir, existe una posición específica de ectomorfia, mesomorfia, y endomorfia que determina la tendencia del somatotipo.

Aun así, el somatotipo no parece responder a una causa biológica, a pesar de que es cierto que tras el fenotipo subyacen causas genéticas, los principales contribuyentes son ambientales: comportamiento, y status socio-económico, en su mayoría.

El tipo de cuerpo que tienes se puede determinar “a ojo” de forma imprecisa, o con herramientas específicas de medición para establecer con mayor precisión el punto de los 3 somatotipos en el que te encuentras.

¿Cómo saber mi tipo de cuerpo?

Puedes hacerlo en tu casa, aunque necesitarás:

  • Plicómetro.
  • Cinta métrica.
  • Tallímetro.
  • Báscula corporal.

Y alguien familiarizado con la toma de pliegues con cierta experiencia.

La determinación del tipo de cuerpo se realiza de forma diferenciada para cada variable a determinar:

  • Endomorfo: Pliegues cutáneos.
  • Mesomorfo: Circunferencias, Pliegues y Talla.
  • Ectomorfo: Talla/Peso.

Comenzaremos con las mediciones del endomorfo. Necesitamos medir:

  • Pliegue tricipital.
  • Pliegue subescapular.
  • Pliegue suprailíaco.

Toma de pliegues

Figura X. Toma de pliegue subescapular.

En segundo lugar determinaremos la contribución de la mesomorfia. Necesitamos medir:

  • Diámetro del húmero a la altura del epicóndilo.
  • Diámetro del fémur a la altura del cóndilo.
  • Perímetro del brazo contraído.
  • Perímetro de la pierna.
  • Altura.
  • Pliegue del tríceps.
  • Pliegue de la pierna.
Todo en centímetros, incluidos los pliegues cutáneos, a diferencia de la endomorfia donde se miden en mm.

En tercer, y último lugar, medimos la ectomorfia, para ello requerimos:

  • Talla (altura) en centímetros.
  • Peso en kilogramos.

Con todos los datos disponibles procedemos a los cálculos:

Para la determinación de la contribución de endomorfo: 0,7182 + 0,1451 x – 0,00068 x^2 + 0,0000014 x^3
  • “x” refiere el sumatorio de los tres pliegues efectuados, en milímetros.

Puede efectuarse un cálculo corregido de X a la altura, que es la práctica más extendida, de forma sencilla:

X Corregido = X * 170,18 / Estatura (cm)

Obtendremos un número entre el 1 y el 14. Si es así, vamos bien.

Para la determinación de la contribución de mesomorfo: 0,858 U + 0,601 F + 0,188 B + 0,161 P – 0,131 H + 4,5
  • “U” refiere al diámetro biepicondileo del húmero, en centímetros.
  • “F” refiere al diámetro bicondileo del fémur, en centímetros.
  • “B” refiere al perímetro corregido del brazo, en centímetros. Que se corrige:

Perímetro de brazo (cm) – Pliegue del triceps (cm)

  • “P” refiere al perímetro corregido de la pierna, en centímetros.

Perímetro de pierna (cm) – Pliegue de la pierna (cm)

  • “H” refiere a la estatura, en centímetros.

Se obtendrá un valor entre el 1 y el 14, si es así, seguimos haciendo bien las cosas.

Vamos con la última determinación: La ectomorfia, mediante el cálculo de índice ponderal (IP): IP = Estatura (cm) / ∛Peso (kg)

Se obtendrá un valor que determinará la fórmula más adecuada a emplear:

  1. Si IP > 40,75 -> (IP * 0,732) – 28,58.
  2. Si IP <40,75 y >38,28 -> (IP * 0,463) – 17,63
  3. Si IP ≤ 38,38 -> 0,1

Con estos valores podemos trabajar en el posicionamiento de la composición corporal sobre una somatocarta, que es un triángulo de Granz Reuleaux escalado y vectorizado a un punto equidistante de su perímetro:

Somatocarta escalada y vectorizada

Figura XI. Somatocarta escalada y vectorizada.

Los 3 valores se deben posicionar en dos ejes (X e Y), ya que la representación gráfica es bidimensional.
  • Para la puntuación de X: Ectomorfia – Endomorfia
  • Para la puntuación de Y: 2* Mesomorfia – (Ectomorfia + Endomorfia)

Imaginemos por tanto que somos un jugador de baloncesto que tras realizar las mediciones antropométricas y los cálculos en ecto-/meso-/endo-morfia obtiene:

  • Endomorfia: 2,4
  • Mesomorfia: 5
  • Ectomorfia: 3

Realiza el cálculo:

  • Eje X: 3 – 2,4 = 0,6
  • Eje Y: 2 * 5 (3 + 2,4) = 4,6

Su posición en la somatocarta sería:

Supuesto práctico Somatocarta

Figura XII. Representación en una somatocarta del supuesto práctico de un base de baloncesto con las características anteriormente descritas.

Lo que convierte al deportista en un meso-ectomorfo. ¿Cómo sabemos eso?

Siguiendo las indicaciones de la siguiente tabla:

  • A. Mesomorfo balanceado
  • B. Endomorfo balanceado
  • C. Ectomorfo balanceado
  • D. Meso-Endomorfo
  • E. Meso-Ectomorfo
  • F. Endo-Ectomorfo
  • G. Endo-Mesomorfo
  • H. Ecto-Mesomorfo
  • I. Meso-Ectomorfo
  • J. Endo-Ectomorfo
  • K. Ecto-Endomorfo

El posicionamiento del tipo de cuerpo en la somatocarta correspondería a la siguiente distribución:

Distribución de los tipos de cuerpo en la somatocarta

Figura XIII. Distribución de los tipos de cuerpo en la somatocarta.

¿Qué ejercicios hacer según tu tipo de cuerpo?

Los principios que subyacen al entrenamiento para progresar son idénticos independientemente del tipo de cuerpo del sujeto.

La fisiología y la biología orgánica no difiere entre somatotipos, por lo que el tejido muscular de un ectomorfo, un endomorfo y un mesomorfo responde igual al mismo tipo de estímulo (independientemente de factores que puedan condicionar una mayor o menor tolerancia a la carga de entrenamiento, por ejemplo).

Existen ensayos que muestran una tendencia a que tu tipo de cuerpo condicione en cierta medida la velocidad o la magnitud con la que ocurren ciertas adaptaciones al entrenamiento (Marta et al., 2013; Van Etten et al., 1994).

Y son los que todos pensamos:

  • Los endomorfos ganan más masa muscular y más rápido.
  • Los ectomorfos desarrollan más su capacidad cardiorrespiratoria y más rápido.
  • Los mesomorfos desarrollan su capacidad atlética holística más y más rápido.

Aun así, esto puede deberse a factores de confusión que influyan en los resultados, ya que todos los tipos de cuerpo mejoran en las variables “objetivo” para las que entrenan, y es posible que las ganas que le eches, por lo “bueno que seas en algo”, determine el éxito en el proceso:

  • De ahí que un mesomorfo que por naturaleza es más fuerte, aumente más su masa muscular al entrenar con cargas de forma más intensa.
  • Y que un ectomorfo que de base es más ligero desarrolle más su resistencia que un endomorfo al acumular más kilómetros por unidad de tiempo.

¡Que el poder de las expectativas esté con vosotros!

Referencias Bibliográficas

  1. Aladro Gonzalvo, A. R., Machado Díaz, M., & Bueno Fernández, E. (2007). Somatotipo de piragüistas élite de Cuba. MHSalud: Revista En Ciencias Del Movimiento Humano y Salud, 4(2).
  2. Marta, C. C., Marinho, D. A., Barbosa, T. M., Carneiro, A. L., Izquierdo, M., & Marques, M. C. (2013). Effects of body fat and dominant somatotype on explosive strength and aerobic capacity trainability in prepubescent children. Journal of Strength and Conditioning Research, 27(12), 3233–3244.
  3. Quintana, M. S. (2005). Teoría de kinantropometría (Curso 2004-2005 ed.).
  4. Van Etten, L. M. L. A., & Verstappen, F. T. J. (1994). Effect of body build on weight-training-induced adaptations in body composition and muscular strength. Medicine and Science in Sports and Exercise, 26(4), 515–521.

Entradas Relacionadas

  • Si quieres entrenar para ganar masa muscular, sigue los consejos de este artículo.
  • ¿Te has preguntado cuál es tu peso ideal? Nuestra respuesta haciendo click aquí.
Valoración Somatotipo

Ectomorfos - 100%

Mesomorfos - 100%

Endomorfos - 100%

¿Con cuál te identificas? - 100%

100%

Evaluación HSN: 5 /5
Content Protection by DMCA.com
Sobre Alfredo Valdés
Alfredo Valdés
Especialista en entrenamiento en fisiopatología metabólica y en los efectos biomoleculares de la alimentación y el ejercicio físico, te introducirá con sus artículos en el complejo mundo de la nutrición deportiva y clínica, de forma sencilla y desde una perspectiva crítica.
Te puede interesar
Qué es el Catabolismo Muscular
Catabolismo Muscular: Qué es, Por qué Sucede y Cómo Evitarlo

El catabolismo muscular es uno de los efectos más perjudiciales para quienes han entrenado con …

2 comentarios
  1. ¿Hola Mario podrías aclarar que significa esto?

    es más propenso crear mayor hipertrofia en serie que en paralelo (entrenamiento excéntrico, pliometrías…) gracias a su gran capacidad de extensión muscular.

    Un saludo y gracias

    • Hola Jorge,

      La hipertrofia se puede dar en dos dimensiones espaciales: a lo largo (en serie) o a lo ancho (en paralelo). Nunca se da únicamente una de ellas, pero sí puede predominar una frente a otra.

      Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *