Hipotiroidismo: Qué es, Causas, Síntomas, Consejos para la Dieta

Hipotiroidismo: Qué es, Causas, Síntomas, Consejos para la Dieta

El Hipotiroidismo es una enfermedad que afecta a una parte de la población. Hoy vamos a ver en qué consiste, los tipos, qué la causas, cuáles son sus síntomas y recomendaciones nutricionales para mejorarlos.

Qué es el hipotiroidismo

Se trata una patología frecuente que afecta a nuestra glándula tiroides, un pequeño órgano endocrino localizado en el cuello y con forma de mariposa.

La función principal de dicha glándula es la síntesis y secreción de hormonas tiroideas, encargadas de cumplir con importantes funciones metabólicas.

Cuando, por un motivo determinado, la glándula tiroides no cumple adecuadamente su función y fabrica menor cantidad de hormonas tiroideas de las que debería, hablamos de hipotiroidismo.

La situación contraria nos llevaría a otro trastorno con implicaciones muy diferentes, el hipertiroidismo, donde existe mayor producción de hormonas tiroideas.

Cuáles son las causas de la enfermedad

Existen diferentes tipos de hipotiroidismo según el problema inicial esté en la propia glándula tiroides (hipotiroidismo primario) o en las hormonas que la regulan: la TRH y TSH (hipotiroidismo central).

Este último es mucho menos frecuente y casi siempre secundario a una patología a nivel de la hipófisis o glándula pituitaria, por lo que no vamos a profundizar en el mismo.

Glándula de la tiroides

El hipotiroidismo primario, como apuntábamos, es el más frecuente.

¿Por qué puede funcionar menos de lo que debería una glándula tiroides previamente sana?

Por motivos muy diferentes:

  • El más frecuente lo conforma una patología de características produciendo el hipotiroidismo autoinmune llamado tiroiditis de Hashimoto o tiroiditis crónica linfocitaria.
Con diferencia, la mayoría de hipotiroidismos en la actualidad se deben a esta causa.
  • La radiación de la glándula como efecto secundario de un tratamiento radioterápico en el cáncer.
A esto se le conoce como hipotiroidismo iatrógeno.
  • Que hayamos tenido que extirpar quirúrgicamente la glándula tiroides por un cáncer de tiroides (o de otro tipo).
  • Otra causa cada vez menos frecuente es un déficit muy marcado de Yodo.
Con la fortificación de la sal esta causa de hipotiroidismo está condenada a desaparecer pronto.
  • Una inflamación aguda o subaguda de la glándula tiroides, conocida como tiroiditis subaguda, si bien este trastorno suele ser transitorio.
  • Déficits congénitos de hormonas que realizan la biosíntesis de las hormonas tiroideas.

Hipotiroidismo síntomas

Los síntomas del hipotiroidismo frecuentemente son bastante inespecíficos y confunden a la población general.

Cuando tenemos un hipotiroidismo manifiesto y no tratado aparecen: fatiga, letargia, estreñimiento, intolerancia al frio, miopatía (dolores musculares) y pueden facilitarse trastornos como el síndrome del túnel carpiano o incluso trastornos menstruales.

En cuanto a signos clínicos, la piel se vuelve seca y áspera, el vello se hace frágil y se cae, la voz se hace más ronca y puede aparecer apnea del sueño.

Síntomas del hipotiroidismo en la mujer

En la mujer, los síntomas son superponibles a los del hombre, aunque por motivos obvios haremos énfasis en los trastornos menstruales que pueden aparecer en las mujeres en edad fértil, normalmente oligomenorrea o incluso amenorrea.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico del hipotiroidismo es principalmente analítico dado que los síntomas son muy inespecíficos (muchas patologías pueden producir los mismos síntomas y, por lo tanto, no podemos utilizarlos para diagnosticar la enfermedad).

Ante la sospecha de hipotiroidismo primario, la prueba con mejor sensibilidad es la TSH.

Síntomas del Hipotiroidismo

Esto quiere decir que es la prueba que mejor detecta a los enfermos.

Por lo tanto, cuando tenemos un valor de TSH por encima de la normalidad (esto varía dependiendo de cada laboratorio, pero podríamos estandarizarlo en 5 microU/ml), debemos medir las llamadas hormonas tiroideas periféricas, u hormonas T4L (T4 libre) y T3L (T3 libre).

  • Cuando estas hormonas periféricas (las hormonas tiroideas propiamente dichas) están en un rango de normalidad, hablamos de hipotiroidismo subclínico.
  • Cuando están disminuidas, hemos confirmado el hipotiroidismo primario.
Es importante recalcar que las verdaderas hormonas tiroideas son la T4 y la T3, por lo que en el caso del hipotiroidismo subclínico (donde estas están normales), no deberíamos tener en principio síntomas de hipotiroidismo o estos deberían ser leves.

¿Quién puede padecerlo?

Realmente nadie está exento de padecer hipotiroidismo y se trata de una patología que puede ocurrir en cualquier etapa de la vida.

No obstante, en las últimas décadas hemos visto un incremento importante de la prevalencia de hipotiroidismo primario autoinmune (el más frecuente), en detrimento de otros tipos cada vez menos frecuentes como el asociado a una baja ingesta de yodo.

La justificación de este hecho todavía es motivo de polémica en la comunidad científica, pero podemos atribuirlo a que cada vez se solicitan más exámenes analíticos (prácticamente todo el mundo tiene una TSH hecha hoy en día) y a cambios relativos a nuestra alimentación y estilo de vida que hacen que las patologías autoinmunes estén al alza.

Tratamiento del hipotiroidismo

El tratamiento médico del hipotiroidismo es sencillo, y consiste en aportar de forma exógena la hormona que el tiroides no es capaz de producir por sí mismo.

Bien sea por una patología autoinmune (Hashimoto), porque no hay tiroides o porque existe un bloqueo en la síntesis de hormonas tiroideas (efecto Wolff-Chaikoff) por un consumo excesivo de yodo.

Este aporte se hace en forma de Levotiroxina (que sería la hormona T4) frecuentemente, o Eutirox, nombre comercial ampliamente conocido.

¿Qué dieta seguir?

Surgen muchísimas dudas con respecto a la alimentación en hipotiroidismo.

Una de las preguntas más recurrentes en la consulta cuando tratamos o diagnosticamos esta patología es:

«¿Qué debo comer Doctor?»

Mientras que algunos profesionales no dan ninguna importancia a la dieta, existen otras figuras en internet que buscan “curar” de alguna forma el hipotiroidismo con cambios en la alimentación.

Mi postura es, como casi siempre, intermedia, y si eres lector de HSN quiero que tengas en cuenta los siguientes aspectos:

Yodo

El iodo es un micronutriente totalmente necesario para la síntesis de hormonas tiroideas, pero este es un escenario donde se cumple el precepto “más no es mejor”.

La CDR de yodo para la población general es de unos 150 mcg (algo más en embarazo y lactancia) y se ha relacionado una sobreingesta de éste en personas previamente deficientes con mayor autoinmunidad tiroidea y menores niveles de hormonas tiroideas periféricas.

Por lo que la recomendación, en todo caso, no puede ser “tome más yodo”. Más bien, “tome el yodo necesario, pero no más”.

Selenio

La deficiencia de selenio se relaciona con mayores niveles de anticuerpos en la tiroiditis de Hashimoto y su suplementación disminuye la cantidad de los mismos.

Selenio de HSN

Selenio de EssentialSeries.

Esto es así porque existen proteínas que colaboran en la síntesis de hormonas tiroideas, que dependen del selenio (las llamadas selenoproteínas).

Hierro

Sorprendentemente, la deficiencia de hierro y la patología tiroidea autoimune parecen estar asociadas.

Si tienes esta patología, la próxima vez que pidas una analítica no está de más chequear tus niveles de hierro y, si son bajos, corregirlos, por supuesto.

Te dejamos un listado con los 15 alimentos más ricos en hierro.

Vitamina D

La hormona de moda.

Mediante un efecto inmunomodulador y antiinflamatorio mediado por la vitamina D se pueden reducir los niveles de anticuerpos antitiroideos.

Una vez más, la recomendación sería chequear los niveles de esta hormona si tienes esta patología.

Gluten

Una tendencia cada vez con más inercia entre algunos nutricionistas es retirar el gluten en pacientes con tiroiditis autoinmune.

Al respecto podemos decir que la tiroiditis de Hashimoto se asocia a enfermedad celíaca, que el eliminar el gluten se relaciona con un descenso de la autoinmunidad en algún ensayo clínico y que, sin embargo, este hecho no se relaciona con modificación en hormonas periféricas ni en TSH.

Gluten e Hipotiroidismo

O más importante aún, con la reducción de los síntomas de los pacientes.

Por lo tanto, la recomendación de retirar el gluten debe ser individualizada y no impuesta a todos los pacientes con esta patología, que por desgracia son muchos.

Zinc y Magnesio

La deficiencia de estos dos micronutrientes aumenta el riesgo de tiroiditis de Hashimoto.

Lactosa

Casi 80% de personas con Tiroiditis de Hashimoto tienen intolerancia a la lactosa y una dieta sin lactosa en aquellos con intolerancia ha demostrado reducir la TSH.

Soja

Las isoflavonas tienen la capacidad de inhibir la tiroperoxidasa tiroidea. No obstante, a las dosis habituales no existe un efecto significativo en TSH, T4 o T3.

Crucíferas

Pasa algo parecido con las crucíferas.

La goitrina y tiocianato son sustancias llamadas bociógenas presentes en estas verduras y condicionan menos captación de Yodo en el tiroides. Pero el consumo perjudicial se sitúa en cantidades que nadie o muy pocas personas tomarían diariamente.

Hablamos de >1 kg diarios durante varios meses.

Crucíferas e Hipotiroidismo

Además, no olvidemos el efecto positivo de las crucíferas en otras esferas de la salud, como por ejemplo su potente efecto anticancerígeno.

Como conclusión, si comes crucíferas a una “dosis” habitual, no tienes de qué preocuparte.

Consejos para personas con hipotiroidismo

Si eres una de las personas que tiene que lidiar con esta patología endocrina, mi mayor consejo sería que prestaras atención a las recomendaciones de tu médico de cabecera o endocrino.

Pero al mismo tiempo, busques mejorar tu estilo de vida.

Como has visto, hay elementos de la dieta que tienen mucho que decir en la patogenia de esta enfermedad (y muchos otros que seguro desconocemos).

De la misma forma, el estrés crónico y el sedentarismo han demostrado ser facilitadores de enfermedades autoinmunes y la tiroiditis de Hashimoto no se escapa de este hecho.

Mientras que conocemos más sobre las causas concretas de esta enfermedad, el cuidar de tu estilo de vida es lo mejor que puedes hacer.

Entradas Relacionadas

  • El Kelp es un suplemento relacionado con mejorar el metabolismo… continuar leyendo.
  • A través del ejercicio es posible regular la tiroides. Haz click aquí y te explicamos cómo.
Valoración Hipotiroidismo

Qué es - 100%

Causas - 100%

Síntomas - 100%

Recomendaciones - 100%

100%

Evaluación HSN: 5 /5
Content Protection by DMCA.com
Sobre Borja Bandera
Borja Bandera
Borja Bandera es un joven médico dedicado a las áreas de nutrición, ejercicio y metabolismo, que compagina su actividad clínica junto a su vocación divulgativa e investigadora.
Te puede interesar
Alimentos para el Cerebro
Alimentos para el Cerebro

En este post hablaremos de estos alimentos para el cerebro y la memoria y cuál …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *