Biomarcadores para Monitorizar la Salud del Deportista

Biomarcadores para Monitorizar la Salud del Deportista

Hoy hablaremos del uso de biomarcadores como sistema de monitorización en casa para el control del deportista.

¿Qué son los Biomarcadores?

Un biomarcador es un reflejo de algún aspecto del organismo que somos capaces de medir a través del uso de diferentes herramientas.

Ejemplo «Biomarcador hematológico»: es la medición de la hemoglobina como parte del protocolo diagnóstico de anemia.

Los biomarcadores son importantes porque su medición es una forma de conocer cómo se encuentra nuestro estado de salud, cómo nos estamos recuperando.

En definitiva… qué está ocurriendo en nuestro organismo.

Biomarcadores en deportistas

Es usual encontrarse alteraciones en los biomarcadores séricos en atletas.

Aunque la mayoría de los médicos se llevan las manos a la cabeza cuando esto ocurre, dentro de cierto rango es algo normal, ya que un deportista posee un metabolismo más activo (metabolismo comprendido como el conjunto de reacciones redox que ocurren en el organismo).

Y fruto de ello experimentan ciertas adaptaciones en las concentraciones de residuos musculares, la expresión de enzimas, el volumen de ciertos parámetros hematológicos, que los sacan fuera del “rango de normalidad”.

grafica deportista

Figura I. Distribución de la campana de Gauss, donde la mayoría de la población está en el centro y los deportistas saldrían de esa “normalidad” ya que sus demandas metabólicas no son “normales”.

¿Es importante que un deportista lleve control de sus biomarcadores?

Sí, ya que son un estrato de la población sensible de sufrir alteraciones serias en la salud, precisamente dadas las grandes demandas energéticas a los que les somete el ejercicio físico.

No es raro encontrarse a deportistas con anemia, con deficiencias subclínicas de vitaminas y minerales, con insuficiencia renal crónica en estadios tempranos, con alteraciones estructurales y funcionales del corazón…

Una gran cantidad de escenarios que afectan a su rendimiento y su salud (Kreher y Schwartz, 2012), y que podrían ser evitados a través de una correcta monitorización del deportista.

El control del estado de un deportista no es algo exclusivo de un centro de salud, la disponibilidad de aparatología cara y de formación requerida para su manejo.

Existen herramientas que podemos utilizar desde nuestras casas para controlar al menos nuestros cambios más básicos de forma objetiva.

¡En este artículo te voy a contar cuáles puedes utilizar y para qué te servirán!

Peso corporal

El peso corporal es un biomarcador que todos controlamos…

¿Cómo que si es un biomarcador?, ¿No te da información de qué está ocurriendo en tu organismo?

¡Claro que lo hace! 😊

Los cambios en el peso y la composición corporal son una forma muy eficaz de controlar los efectos del entrenamiento que estamos realizando sobre nuestra estructura… Si no crecen tus perímetros con la misma ratio de grasa, no estás ganando masa muscular, simple.

En este caso voy a hablar de la influencia del peso en el estado de salud del deportista:

Es importante mantenerse en un IMC comprendido entre 23,1 y 30,1 (Ortega et al., 2016) ya que es el rango de referencia para mantener un buen estado de salud y menor riesgo de muerte.

Pérdida de peso rápida

  • En menos de un mes, sin querer, puede significar la presencia de una enfermedad aguda de gravedad (línea roja continua);
  • Una pérdida de peso más sostenida en un periodo de tiempo cercano a 6 meses sin querer puede significar una enfermedad crónica de gravedad (línea azul discontinua larga).

Gráfica pérdida de grasa

Figura II. Porcentaje de pérdida de masa magra antes diferentes escenarios. Jensen et al. (2010).

Pérdida de peso por deshidratación

Una pérdida del 2% (o más) del peso corporal entre un día y el siguiente puede indicar un estado de deshidratación.

Sería buena idea que te aseguraras de reponer el líquido perdido a través de la ingesta de agua y sodio, ya que una deshidratación del 7% podría llegar a matarte, aunque no te preocupes, que cuando la osmolalidad del medio interno sube te entra sed rápidamente, y esto ocurre mucho antes de ese 7%.

Ganancia de peso

Si es demasiado drástica de un día para otro (no existen puntos de corte, pero en mi experiencia práctica con deportistas, >3,5% del peso corporal) puede significar un consumo excesivo de sal el día previo y una mayor retención de agua para mantener la osmolalidad plasmática;

O un excesivo daño muscular que produce muerte celular y edema intersticial: ganas peso porque se acumula una cantidad de agua inusual en torno a tus células musculares como mecanismo de protección tras un exceso de entrenamiento.

Resonancia

Figura III. Imagen por resonancia magnética donde se observa edema (flecha) en el músculo semimembranoso tras correr una maratón (McMahon et al., 2010).

Temperatura corporal

La temperatura corporal está controlada por un (extremadamente entrelazado) complejo de sistemas que nos mantienen en equilibrio.

temperatura corporal

Figura IV. Representación gráfica de la curva de regulación de la temperatura corporal en función de la temperatura ambiental.

Los humanos somos seres endotermos: somos capaces de regular nuestra temperatura corporal para mantenerla en un estrecho rango sea cual sea la temperatura del medio.

El principal mecanismo de control de la temperatura corporal es la regulación del metabolismo basal a través de la glándula tiroides y de la glándula suprarrenal, los sistemas tiroideo y nervioso simpático, respectivamente.

Disminución de la temperatura corporal

Si es realizada siempre en condiciones estables (localización, hora del día, estado de descanso, lugar de medición, etc.) indica una disminución de la tasa metabólica basal, normalmente por alteraciones en el metabolismo tiroideo a causa de:

  • Baja disponibilidad energética por: Reducción en la ingesta calórica ó Bajo porcentaje de grasa corporal.
    • Sobreentrenamiento.
    • Otras causas patológicas.
    Los deportistas usualmente minusvaloran este biomarcador:

    Pero lo cierto es que una tasa metabólica basal reducida disminuye el rendimiento deportivo, y tan solo 1ºC de diferencia se correlaciona con una disminución de un 10-13% de la tasa metabólica (que equivale a 100-130kcal/día de gasto menos, aproximadamente).

    Tensión arterial

    La tensión arterial es la fuerza que la sangre ejerce contra las paredes del sistema de vasos sanguíneos, y se mide con un tensiómetro.

    Un aumento de la tensión arterial puntual no es alarmante, ya que cambios en la cantidad de plasma que circula por nuestro sistema sanguíneo pueden alterarla significativamente.

    Sin embargo, un aumento de la tensión arterial de forma crónica que alcanza, 130/80mmHg y no se corrige en un periodo de 1 semana, requiere de atención ya que indica alteraciones en el sistema autónomo simpático por exceso de entrenamiento.

    Tensión arterial

    Figura V. Criterios diagnósticos de las clasificaciones de presión sanguínea. (Whelton et al., 2018).

    Si los valores no se corrigieran después de disminuir la carga de entrenamiento se requeriría una atención médica para descartar alteraciones renales o trastornos suprarrenales.

    El ejercicio físico NO es un factor de riesgo para el desarrollo de hipertensión arterial, la ausencia de ejercicio físico SÍ lo es.

    Eso no quiere decir que un exceso de carga de entrenamiento no pueda propiciar un episodio hipertensivo puntual que se corrija como he indicado, dejando que nuestro organismo se recupere.

    Si quieres profundizar más acerca de cómo el ejercicio influye en la presión arterial, haz click aquí.

    Glucemia

    La glucemia es la concentración de glucosa en la sangre, se mide a través de una punción capilar y el análisis con un glucómetro.

    Control de la glucemia

    Figura VI. Proceso para la determinación de la glucemia en sangre capilar. (González-Hernández, 2010).

    La glucemia se mantiene en equilibrio y no sufre alteraciones drásticas a lo largo del día si somos sujetos que no padecemos alteraciones metabólicas.

    Un incremento de la glucemia en ayunas por encima de 100mg/dL indicaría resistencia periférica a la insulina y sobrealimentación, es un factor de riesgo en el desarrollo de diabetes y el primer criterio diagnóstico de la prediabetes. Consulta a un médico y plantéate perder grasa corporal.

    Medidor continuo

    Se pueden utilizar medidores de glucosa continuos, que son una herramienta donde a través de la inserción de un parche con un sensor de glucosa (aguja de mímino grosor) bajo la epidermis nos permite controlar nuestras concentraciones de glucosa de forma continua al estar recibiendo siempre información y parearla con nuestro móvil o nuestro smartwatch.

    Es un sistema aprobado para su uso clínico, siempre que el sitio de colocación sea en el abdomen (NO en el brazo) y se lleve colocado durante menos de 7 días.

    interfaz cgm

    Figura VII. Interfaz de un CGM en su APP móvil.

    Actualmente se comercializa la sexta generación de CGMs que hasta ahora es la más precisa.

    Sin embargo, las alteraciones en la glucemia son extrañas en deportistas sanos que no hacen uso de drogas para el aumento del rendimiento deportivo que puedan alterar el equilibrio del metabolismo de los hidratos de carbono; por lo que nunca haría a un deportista gastarse el dinero en este sistema.

    Monitoreo del sueño

    Un exceso de entrenamiento, una gran deprivación energética u otros comportamientos generalmente asociados a deportistas (como el consumo de grandes cantidades de estimulantes) puede hacer que tardes más en quedarte dormido, duermas menos, y/o duermas de forma más superficial.

    El estudio del sueño se lleva a cabo a través de una polisomnografía.

    polisomnografía

    Figura VIII. Representación simulada de polisomnografía hospitalaria.

    No obstante, contamos con ciertos aparatos accesibles que nos permiten obtener un cierta información que puede ser más o menos válida, pero si el sistema es fiable, nos dan una referencia para saber si descansamos mejor o peor.

    Monitorización del sueño mi band

    Figura IX. Interfaz de diagnóstico del sueño con Xiaomi Mi Band 4.

    Personalmente no utilizaría nada que no fuera un ŌURA ring, un anillo que registra nuestra actividad de sueño nocturna y nos otorga información a través de un hipnograma bastante preciso si lo comparamos con el gold-standard: el polisomnografo (aunque no es capaz de diferenciar fases y lo engloba en sueño ligero/profundo/REM).

    Hipnograma

    Figura X. Hipnograma comparativo entre Oura y un polisomnografo. (De Zambotti et al., 2019).

    El anillo más barato cuesta la friolera de 300 euros. Sin embargo, si estáis interesados en este sistema es una buena opción siempre que se utilice en un dedo que no sea el anular, ahí falla significativamente.

    anillos OURA

    Figura XI. Modelos de Oura disponibles. Recuperado de: https://ouraring.com/choose-your-ring/

    El descanso es un factor importante para el rendimiento deportivo y la mejora de la composición corporal. Si quieres saber hasta qué punto influye el sueño y la ganancia de masa muscular solo tienes que visitar este enlace.

    Más tipos de Biomarcadores

    Me faltan métodos de control, como:

    • Un pulsioxímetro (que en general carece de interés si no estás entrenando en altura, sufres EPOC o daño microvascular);
    • Un cetómetro (que puede tener cierto interés en deportistas que realizan dietas cetogénicas o en pacientes diabéticos tipo I), y
    • El HRV del cual ya que hablado aquí.

    Conclusiones

    Sin embargo, no me gustaría acabar el artículo sin recordar el poder de nuestra percepción, ya os lo dije en el artículo de HRV, pero:

    Si vosotros os encontráis bien (recuperados), no hay motivos para cambiar la programación del entrenamiento a menos que algún biomarcador objetivo muestre datos de emergencia médica o con datos fuera del rango normal no se corrija con el tiempo.

    Escala de Recuperación Percibida

    Figura X. Escala de Recuperación Percibida (Laurent et al., 2011).

    Utiliza por las mañanas una PRSS (Escala del Estatus de Recuperación Percibida) para saber qué tal te encuentras y qué deberías hacer:

    ValorAjuste
    0-2Disminuye la carga de entrenamiento
    3-6Mantén la carga de entrenamiento
    7-10Puedes seguir progresando

    Fuentes Bibliográficas

    1. de Zambotti, M., Rosas, L., Colrain, I. M., & Baker, F. C. (2019). The Sleep of the Ring: Comparison of the ŌURA Sleep Tracker Against Polysomnography. Behavioral Sleep Medicine, 17(2), 124–136.
    2. González-Hernández, 2010. Principios de Bioquímica clínica y patología molecular. 1ed Editorial Elsevier
    3. Jensen, G. L., Mirtallo, J., Compher, C., Dhaliwal, R., Forbes, A., Figueredo Grijalba, R., … Waitzberg, D. (2010). Adult starvation and disease-related malnutrition: A proposal for etiology-based diagnosis in the clinical practice setting from the international consensus guideline committee. Journal of Parenteral and Enteral Nutrition, 34(2), 156–159.
    4. Kreher, J. B., & Schwartz, J. B. (2012). Overtraining Syndrome: A Practical Guide. Sports Health, 4(2), 128–138.
    5. Landsberg, L., Young, J. B., Leonard, W. R., Linsenmeier, R. A., & Turek, F. W. (2009). Do the obese have lower body temperatures? A new look at a forgotten variable in energy balance. Transactions of the American Clinical and Climatological Association, 120, 287–295.
    6. Laurent, C. M., Green, J. M., Bishop, P. A., Sjökvist, J., Schumacker, R. E., Richardson, M. T., & Curtner-Smith, M. (2011). A practical approach to monitoring recovery: Development of a perceived recovery status scale. Journal of Strength and Conditioning Research, 25(3), 620–628.
    7. Liska, D., Mah, E., Brisbois, T., Barrios, P. L., Baker, L. B., & Spriet, L. L. (2019). Narrative review of hydration and selected health outcomes in the general population. Nutrients, 11(1).
    8. McMahon, C. J., Wu, J. S., & Eisenberg, R. L. (2010). Muscle edema. American Journal of Roentgenology, 194(4), W284–W292.
    9. Of, S., & Carediabetes, M. (2018). Updates to the Standards of Medical Care in Diabetes-2018. Diabetes Care, 41(9), 2045–2047.
    10. Ortega, F. B., Sui, X., Lavie, C. J., & Blair, S. N. (2016). Body Mass Index, the Most Widely Used but Also Widely Criticized Index Would a Criterion Standard Measure of Total Body Fat Be a Better Predictor of Cardiovascular Disease Mortality? Mayo Clinic Proceedings, 91(4), 443–455.
    11. Whelton, P. K., Carey, R. M., Aronow, W. S., Casey, D. E., Collins, K. J., Himmelfarb, C. D., … Wright, J. T. (2018). 2017 ACC/AHA/AAPA/ABC/ACPM/AGS/APhA/ASH/ ASPC/NMA/PCNA guideline for the prevention, detection, evaluation, and management of high blood pressure in adults: Executive summary: A report of the American college of cardiology/American Heart Association task force on clinical practice guidelines. Hypertension, 71(6), 1269–1324.

    Entradas Relacionadas

    Valoración Biomarcadores para Deportistas

    Qué son - 100%

    Importancia - 100%

    Tipos - 100%

    Recomendaciones - 100%

    100%

    Evaluación HSN: 5 /5
    Content Protection by DMCA.com
    Sobre Alfredo Valdés
    Alfredo Valdés
    Especialista en entrenamiento en fisiopatología metabólica y en los efectos biomoleculares de la alimentación y el ejercicio físico, te introducirá con sus artículos en el complejo mundo de la nutrición deportiva y clínica, de forma sencilla y desde una perspectiva crítica.
    Te puede interesar
    Recetas Pre-Entreno
    Recetas Pre Entreno

    Todos los apasionados del mundo del fitness y del entrenamiento cuidamos tanto el entrenamiento como …

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *