Aprendiendo a diferenciar las lesiones musculares y su tratamiento específico

Aprendiendo a diferenciar las lesiones musculares y su tratamiento específico

Las lesiones musculares son las más habituales en el deporte, pero muchas veces se suelen confundir, bien por desconocimiento, o bien porque lo que oímos en los medios de comunicación no es completamente correcto al no diferenciar bien unas de otras.

Una forma de clasificarlas es atendiendo a si cursan sin lesión anatómica o con ella. Clásicamente, y entendiendo que su denominación era la misma para el médico que para el deportista y los medios de comunicación, se denominaban:

  • SIN LESIÓN ANATÓMICA = Contracturas y distensión muscular.
  • CON LESIÓN ANATÓMICA = Tirón (elongación), desgarro y ruptura.

Lesiones musculares intrínsecas sin lesión anatómica

1. CONTRACTURAS: En la contractura nunca hay lesión anatómica, la fibra está indemne, y falta siempre la precisión en el tiempo y el dolor selectivo a la palpación, presentándose un dolor moderado a la palpación en casi todo el músculo. Se produce como consecuencia de un trabajo excesivo. El tratamiento consiste en reposo, calor y masaje.

Contractura

2. DISTENSIÓN MUSCULAR: Consiste en una elongación de las fibras musculares más allá de los límites normales de elasticidad. Tampoco presenta lesión anatómica pero sí pueden existir lesiones de tipo histoquímico o mitocondrial (hematomas) como consecuencia de haber superado el límite elástico del músculo.

Se producen como consecuencia de saltos o aceleraciones, debido a una fuerza de estiramiento excesiva que lleva a una gran tensión en las miofibrillas y rotura cerca de la unión músculo-tendinosa. Estas lesiones afectan más a los músculos superficiales que trabajan sobre dos articulaciones como el recto femoral, el semitendinoso y el gastrocnemio.

El tratamiento consiste en reposo (menos de 7 a 10 días), calor, masaje (a partir del tercer día) y analgésicos y AINE.

Las pruebas funcionales nos van a indicar si se ha resuelto la lesión. Se puede iniciar el ejercicio cuando se responda negativamente al dolor ante la palpación, la contracción contra resistencia y el estiramiento.

tejido-muscular

Lesiones musculares intrínsecas con lesión anatómica

El accidente se caracteriza por las siguientes circunstancias:

  • Precisión en el tiempo (el lesionado sabe cuándo se produjo).
  • Precisión geográfica con dolor a punta de dedo (el lesionado sabe dónde tiene la lesión).
  • Impotencia funcional.
  • Dolor intenso en los primeros días.

Estas lesiones se dividen en tres estadios atendiendo a la gravedad:

1. ELONGACIÓN: Se rompen las estructuras de nivel más íntimo, las miofibrillas, pero no existe lesión anatómica apreciable macroscópicamente, sólo microscópica. El tratamiento a seguir es el siguiente:

  • El tratamiento inicial es inmovilización, compresión, frío, AINE.
  • Pasados unos días se puede tratar de evacuar la colección líquida que pudiera existir.
  • Desde el día 10 al 21 se inicia el apoyo realizándose estiramientos y masaje suaves en zonas alejadas del foco.
  • Pasados estos días se ha de comenzar con la recuperación y potenciación funcional del músculo.

2. DESGARRO: Se lesionan estructuras de mayor entidad, fibras o fascículos. El tratamiento es igual que en elongación, pero requiere más tiempo para su completa recuperación.

3. RUPTURA: Afecta a varios fascículos e implica una solución de continuidad apreciable macroscópicamente. Las rupturas musculares se producen por solicitaciones excesivas del músculo, muchas veces causadas por un patrón motor superior al que en realidad existe. Pueden ser de dos tipos:

  • PARCIAL: Solo se ve afectado una parte del vientre muscular. Aparece hematoma, dolor punzante e incapacidad funcional.
  • TOTAL: Afecta a todo el vientre muscular produciéndose el signo de “hachazo” y la retracción del vientre del músculo roto. Hay dolor y gran incapacidad funcional.

Las rupturas son frecuentes en personas de 40-50 años que habiendo practicado un deporte, tras años de inactividad, vuelven a practicarlo. Las más comunes son la rotura del bíceps braquial en gimnastas retirados o la del tríceps sural en tenistas.

La ruptura muscular requiere tratamiento quirúrgico, pues la diástasis originada (separación de extremos lesionados) hace imposible la reparación conservadora.

ruptura-muscular

Fuentes

    • Bahr R, Maehlum S y Bolic T. Lesiones Deportivas. Guía clínica. Panamericana. Madrid 2007
    • Kulund D. Lesiones deportivas, Salvat. Barcelona 1986.
    • Peterson L y Renstrom P. Sports Injuries: Their Prevention and Treatment. 3ª Ed. Martin Dunitz Ltd. London 2001.
    • Romero D y Tous J. Prevención de lesiones en el deporte. Claves para un rendimiento deportivo óptimo. Panamericana. Madrid 2010.
Valoración lesiones musculares y tratamiento

Intrínsecas sin lesión anatómica - 100%

Intrínsecas con lesión anatómica - 100%

Elongación - 100%

Rotura - 100%

100%

Evaluación HSN: Sin Puntuación Todavía !
Content Protection by DMCA.com
Sobre Mario Muñoz
Mario Muñoz
Mario Muñoz es todo un entusiasta de todo lo relacionado con el mundo del fitness. Pero sobretodo, lo que más le apasiona es el campo de la investigación, tal como se refleja en cada uno de sus artículos publicados con un excelente rigor científico.
Te puede interesar
agujetas
Agujetas: Qué son, Por qué se producen, Cómo quitarlas

¿Sabemos realmente qué son las agujetas y por qué aparecen? Seguro que todos vosotros habéis …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *