¿Qué es la Dieta Inversa?

¿Qué es la Dieta Inversa?

La dieta inversa es una estrategia nutricional basada en aumentar progresivamente el consumo de calorías, lo que conduce a acelerar el metabolismo y sea posible mantener un peso corporal sano, después de haber superado algún tipo de dieta restrictiva en calorías con el propósito de adelgazar para evitar el temido efecto rebote.

En este sentido, la dieta inversa se constituye como una beneficiosa opción tras someternos a un déficit calórico, pues implica la ingesta calórica controlada, y que nuestro cuerpo necesita para conservar el peso adecuado.

¿Por qué hacer la Dieta Inversa?

Mediante la Dieta Inversa buscamos evitar el temido efecto rebote, pues se trata de elevar el consumo de calorías así como el gasto energético gradualmente, lo que limita la ganancia de grasa corporal y el incremento de peso, al contrarrestarse con el aumento metabólico.

¿En qué consiste la dieta inversa?

La dieta inversa es una estrategia nutricional basada en aumentar progresivamente el consumo de calorías, lo que conduce a acelerar el metabolismo y sea posible mantener un peso corporal sano, después de haber superado algún tipo de dieta restrictiva en calorías con el propósito de adelgazar.

Al producirse un déficit calórico, normalmente se reduce la tasa metabólica basal.

¿En qué consiste la Dieta Inversa?

Esto ocurre debido a que el cuerpo recibe menos calorías y, en consecuencia, su gasto energético también disminuye.

Tal situación conlleva a que el cuerpo se adapta a las variantes metabólicas relacionadas con:

  • la “hormona del hambre” (aumenta);
  • de la saciedad (disminuye); y
  • la sensibilidad a la insulina en los adipocitos.
La dieta inversa contribuye a revertir todas las alteraciones metabólicas que se han producido hasta llegar a una normalidad sostenible.

¿Cómo realizar la Dieta Inversa?

Para obtener resultados efectivos la dieta inversa debe hacerse llevando un estricto control de las calorías consumidas.

A continuación te dejamos unos pasos generales a seguir.

1.- Calcula las calorías de consumo actual y establece el nuevo objetivo

Necesitas saber exactamente cuántas calorías estás ingiriendo para mantener tu peso corporal.

A partir de esta referencia, fijarás un nuevo valor.

Puedes utilizar diferentes métodos, tales como: ensayo y error mediante el control de la ingesta dietética y evolución del peso, cálculo del factor por actividad física, entre otros.

2.- Aumenta el aporte calórico

La recomendación es aumentar progresivamente de 50 calorías a 100 calorías por semana, siguiendo un estricto control de calorías diarias, hasta llegar al consumo necesario durante unas 4 o 10 semanas.

3.- Ajusta de acuerdo al progreso

En función a cómo sean los avances mientras realizas esta dieta, podrás valorar los cambios que se van dando a medio plazo para efectuar los ajustes necesarios.

Todas las personas no reaccionan igual ante la misma estrategia, por ello, adapta el incremento semanal de calorías con la duración del tiempo a tus requerimientos, pues se trata de un aspecto muy personal que involucra además el sentirte bien.

Durante las primeras semanas es posible que aún estés en déficit, pero al terminar habrás ajustado progresivamente el aporte calórico para enfrentar tus necesidades energéticas.

Por otro lado, es muy importante mantener la actividad física: Si has estado entrenando para ganar masa muscular, perder peso o definir puedes continuar haciéndolo.

¿Para quién está destinada esta dieta?

La dieta inversa es excelente para las personas que quieren retomar alimentación normocalórica tras seguir una dieta baja en calorías.

También es recomendable cuando hacemos una dieta para perder tejido graso, pero nos estancamos y no conseguimos perder peso, aunque tengamos déficit calórico.

En este caso, la dieta inversa puede restablecer la actividad metabólica y propiciar la perdida de grasa corporal.

¿Para quién está destinada la dieta inversa?

Asimismo, al terminar una fase de definición muscular la dieta inversa resulta ideal para volver a los hábitos alimenticios sin ganar grasa.

Los deportistas tras una competición pueden llevarla a cabo como dieta de recuperación, a fin de evitar subir de peso, aunque esto es algo que nunca se puede generalizar ya que cada profesional tiene su estrategia y cada persona sus necesidades.

¿Qué comer y que no?

Durante los primeros días del incremento de calorías es conveniente aumentar el porcentaje de proteínas.

Entre los alimentos ricos en proteínas tenemos: huevos, algunos productos lácteos, jamón serrano, carnes rojas, pavo, pollo, atún, salmón, trucha, bacalao, merluza, entre otros.

Posteriormente, debemos pasar a aumentar los hidratos de carbono.

Para ello, los mejores alimentos ricos en carbohidratos son: patatas, arroz o pasta.

También son recomendados los alimentos con un índice glucémico bajo, que encontramos en el yogur natural, lentejas verdes, zanahorias, pan de centeno, manzanas o anacardos.

De seguido corresponde incrementar la dosis de grasa, incorporando alimentos como: el pescado azul, frutos secos, semillas vegetales, aguacates y aceite de oliva.

Bajo ningún concepto el aumento calórico debe incluir alimentos poco recomendables como los ultraprocesados o bollería, aunque puedes consumirlos ocasionalmente.

¿Es una dieta saludable?

Aún no existe evidencia científica que avale los beneficios para la salud derivados de la dieta inversa.

Sin embargo, es cierto que tras seguir una dieta de adelgazamiento sería contraproducente volver a comer como antes de golpe, ya que es probable que recuperes con más facilidad el peso perdido, el proceso de adelgazamiento debe haber supuesto un aprendizaje y verdadera reeducación.

En este sentido la dieta inversa ayuda a una readaptación progresiva y permite crear hábitos saludables que pueden mantenerse en el tiempo.

Entradas Relacionadas

Valoración Dieta Inversa

Qué es - 100%

Por qué hacerla - 100%

Cómo hacerla - 100%

Recomendaciones - 100%

100%

Evaluación HSN: 5 /5
Content Protection by DMCA.com
Sobre María José García
María José García
María José está unida al deporte desde niña cuando se adentra e incluso compite en varias disciplinas deportivas, como el patinaje, natación o gimnasia.
Te puede interesar
Harinas Low Carb
Harinas Bajas en Carbohidratos: Todo lo que debes Saber

Las dietas bajas en carbohidratos y cetogénicas siguen estando en lo más alto de la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.