¿Qué es la falta de Vitamina A? Síntomas de la deficiencia

¿Qué es la falta de Vitamina A? Síntomas de la deficiencia

¿Sabías que ya en civilizaciones tan antiguas como Egipto o la Grecia Clásica existían referencias en escritos a la deficiencia de vitamina A? Pues así es, tal es la importancia de este nutriente y la repercusión que puede tener para el organismo su carencia.

Riesgos de una falta de Vitamina A en el organismo

Es más, a título anecdótico, podemos decirte que la falta de esta vitamina, que también se denomina retinol, no solo hunde sus raíces en la remota antigüedad, sino que se cita ya en el Antiguo Testamento de la Biblia.

Puedes imaginar que las citadas son referencias indirectas que aludían a la ceguera nocturna y a la xeroftalmia. ¿A qué se debían? como reiteradas consecuencias de llevar una dieta en la que apenas se incluyeran grasas.

¿Es frecuente la falta de Vitamina A?

deficiencia vitamina a

Antes de contestar a esta pregunta conviene decir que la vitamina A es un nutriente liposoluble que el organismo adquiere a través de la alimentación y que ayuda a mantener en un óptimo estado la vista, el sistema inmunitario y la capacidad de reproducción. Al mismo tiempo aporta beneficios para los pulmones, el corazón y los riñones, entre otros órganos. De ahí la relevancia de que proveas al organismo de la adecuada cantidad de retinol.

Respecto a su posible frecuencia, indicar que existen países en los que la manifestación clínica de esta carencia en la población infantil sobrepasa el 3%, llegando la subclínica o dicho de otro modo, la que carece de síntomas, hasta el 30%.

Un dato tan revelador como alarmante, toda vez que indica que se sitúa en torno a los 250.000-500.000 la cifra de niños que anualmente pierden la vista por completo y terminan muriendo en el período de un año, por una causa que afecta en todo el mundo a 250 millones de pequeños en edad prescolar.

En el caso de la subclínica,  no es fácil de cuantificar, si bien se estima que la caída de la efectividad del sistema inmune que desencadena, termina por disparar la casuística de infecciones, sobre todo diarreas y neumonía.

Por el contrario y afortunadamente, en las sociedades avanzadas, la carencia nutricional que estamos analizando es bastante más infrecuente. Sin embargo, ello no es óbice para que debas prestar especial atención a sus síntomas, puesto que su aparición puede causar estragos en el organismo, al estar asociada a diversas patologías.

¿Por qué se produce el déficit de Retinol?

La deficiencia de retinol suele provenir de un consumo inadecuado de alimentos con vitamina A o betacaroteno, un precursor de la vitamina A. Consulta los principales alimentos en la lista completa que hemos preparado, en el enlace.

Como venimos diciendo, es los países en vías de desarrollo de África y el sudeste asiático es un problema acuciante. Constituyen el grupo de mayor riesgo el de niños pequeños y mujeres embarazadas. Así lo determinan los estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Dejando a un lado los problemas dietéticos, unos niveles bajos de hierro en el organismo pueden ser también causa de esta anomalía, como sucede con un consumo excesivo de alcohol.

¿Qué enfermedades puede conllevar la falta de vitamina A?

¡Alerta! ¿Cuáles son sus principales síntomas?

Las cifras devastadoras que acabamos de citar, podrían reducirse significativamente tanto con la ingesta de alimentos que contienen vitamina A como prestando atención a sus síntomas de forma temprana:

  • Inflamación de los ojos
  • Disminución de la vista
  • Inflamación de la córnea
  • Cálculos renales
  • Infecciones urinarias y respiratorias
  • Detención del proceso de crecimiento en los niños
  • Debilitamiento de los dientes
  • Cambios en la piel (piel seca)
  • Vaginitis
  • Enfermedades del estómago
  • Cambios en el aparato reproductor

¿Qué enfermedades se producen por falta de Vitamina A?

Son muchas las enfermedades relacionadas con la falta de vitamina A, por lo que vamos a ceñirnos a las más importantes:

  • Alteraciones oculares. Tales alteraciones pueden adoptar la modalidad conocida como ceguera crepuscular. O sea, un empequeñecimiento de la agudeza visual según va cayendo el sol, fotofobia o hipersensibilidad a la luz solar, sequedad del globo ocular que cursa con escasez de lagrimeo, xeroftalmia u opacidad de la córnea que se asocia a la formación de úlceras. En diversas ocasiones, suele tratarse de la antesala de la ceguera.
  • Pérdida de intensidad en la respuesta inmunitaria ante la presencia de agentes externos. Esta circunstancia hace a quien la padece más vulnerable a las infecciones bacterianas, virales y parasitarias. Su explicación deriva de una de sus principales tareas, como es la de mantener intacta la integridad de las mucosas, desplegando una acción inmunitaria a nivel local que se traduce en una extraordinaria barrera primaria a los mencionados agentes.

Pese a lo dicho, no se agota aquí su rol en el ámbito inmunitario, pues a su déficit no son ajenas las células especializadas en la defensa del organismo. Hecho que promueve un aumento de células precancerosas en ciertos epitelios, especialmente los de la boca, garganta y pulmones.

  • Alteraciones de la piel. Una de las consecuencias más inmediatas de la carencia de retinol suele ser la hiperqueratinización, fenómeno caracterizado porque la piel adopta una textura seca, áspera y escamosa (lo que se conoce como piel de sapo), mientras que el cabello y las uñas se vuelven frágiles e inconsistentes. 
  • Alteraciones en los huesos. Al inhibir el crecimiento de estas estructuras a partir de los cabezales terminales de cartílago, puede ser causa de defectos anatómicos del esqueleto, como cifosis o lordosis, entre otros. Al mismo tiempo, es un factor predisponente del padecimiento de artritis y artrosis, dado que ralentiza la regeneración de los huesos en las articulaciones.
  • Otros síntomas. Algo más complicados de asociar con la carencia de vitamina A, por ser inespecíficos. Entre ellos destacan la sensación de cansancio generalizado, la disminución de la sensibilidad (a nivel de gusto, oído y olfato), la inapetencia que lleva aparejada pérdida de peso e incluso los trastornos de la función reproductiva.
Y para culminar este post dedicado a la carencia de vitamina A, un dato curioso: su falta acrecienta los síntomas del sarampión. Es más, cuando un pequeño es deficitario en este nutriente, enfermar de sarampión puede llegar a comprometer su salud. No en vano, se agudizan ciertos síntomas como la fiebre y la diarrea.

Vista la relevancia de la falta de retinol en el organismo, solo nos queda darte la buena noticia. Aparte de la vía alimenticia, los suplementos de vitamina A pueden convertirse en una estupenda solución que prevenga o frene su avance. ¡En tu mano está!

Más información sobre la temática que hemos preparado para ti:

  • ¿Conoces los 7 principales Beneficios del nutriente A? Pincha aquí
Valoración Falta de Vitamina A

Déficit - 98%

Por qué se produce - 95%

Síntomas - 100%

Enfermedades - 90%

96%

Evaluación HSN: 4.5 /5
Content Protection by DMCA.com
Sobre José Miguel Olivencia
José Miguel Olivencia
José Miguel Olivencia es un profesional de la comunicación y el deporte. Siempre ha tratado de unirlos en sus distintas experiencias profesionales, como ocurre en HSN y Blog HSN.
Te puede interesar
Vitamina B3
Vitamina B3: Indispensable para reducir el colesterol

La vitamina B3, que también recibe los nombres de niacina, ácido nicotínico o factor PP …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *