Discos

Los discos son, como bien sabrás, elementos imprescindibles a la hora de hacer musculación. Esto se debe, principalmente, a que son los objetos que se colocan en las barras para dotarlos de la carga suficiente como para poder llevar a cabo los ejercicios. En este sentido cabe destacar que, en la actualidad, existen infinidad de tipos diferentes.

No existen productos que cumplan el criterio de selección

En primer lugar queremos hacer referencia a los discos caseros, es decir, a aquellos que cualquier persona puede hacer en su propia casa a partir de una serie de materiales como, por ejemplo, el cemento. Para conseguir hacer el tuyo propio solo necesitarás construir un molde adecuado, dejar que este compuesto fragüe dentro de él, sacar el disco resultante y colocarlo en una barra adecuada.

También hay que hacer una mención especial a los discos olímpicos pues son los utilizados por los profesionales. Su principal característica es que están diseñados para barras de 50 milímetros de diámetro. Asimismo, existen otros para barras de 25,4 milímetros cuyo uso está destinado a los deportistas amateurs.

Pero, puesto que los discos también pueden utilizarse para hacer multitud de ejercicios sin necesidad de barra, también contamos con modelos con agarres perforados con el tamaño perfecto para que quepan las manos del deportista. Además, pueden usarse como lastre al, por ejemplo, efectuar dominadas.

Finalmente, es necesario hacer una distinción respecto a aquellos que son fabricados en hierro pues pueden encontrarse forrados en goma o sin forrar. En cualquier caso, su finalidad es la misma y la elección de un tipo u otro dependerá de las características del lugar de entrenamiento y de las necesidades del deportista.

  Cargando...